Archivo diario: 16 abril, 2012

El Tribunal Supremo anula a los vigilantes de movilidad


                

                La sentencia del Tribunal Supremo de España, con nº STS 1884/2012, fechada a 16 de marzo, ha anulado el Reglamento por el que la Ciudad Autónoma de Melilla creaba el Cuerpo de Vigilantes de Movilidad y Medioambientales. Ha anulado la parte más impoortante de su reglamento operativo, lo que deja inhábiles  todas las funciones que venían desempeñando y por las que fue creado ese cuerpo. La sentancia fue comunicada a las partes demandante y demandada a mitad de la semana pasada, y por ese motivo se retiraron de la vía pública ambos grupos de agentes. Desde el pasado jueves, acuden a sus puestos de trabajo, pero no pueden salir a la calle.

           La sentencia que será valorada, o no, en los próximos días, da la razón a la parte recurrente, la Delegación de Gobierno de Melilla, y admite íntegramente todos los argumentos que en su día expusiera en un Pleno de La Asamblea, el grupo municipal socialista, que se opuso a crear esta “policía paralela” que invadía claramente las labores de la Policía Local de Melilla. El Tribunal Supremo también ha anulado la sentencia que emitiera en su día el Tribunal Superior de Andalucía, en su sentencia 222 de 31 de enero de 2011.

         Los puestos de trabajo no corren riesgo alguno, y eso es lo que importa, pues todos provienen del antiguo grupo de Vigilantes Nocturnos, pero puede crear grandes complicaciones, como qué se va a hacer ahora con todos estos trabajadores, dónde serán reasignados y que labores desempeñarán. Además está el apartado de la posible nulidad de todas las multas que impusieron estos trabajadores, de los que el Tribunal Supremo ya ha dicho que no eran agentes de La Autoridad y que por tanto, no podían haber actuado como tales. Se desconoce también la posible repercusión que pudiera tener la sentencia, en todos aquellos procesos judiciales iniciados por denuncias o actuaciones de estos trabajadores.

            El Gobierno de Melilla  tiene ahora una responsabilidad política que asumir tras esta sentencia. Es un modo de hacer las cosas y de gobernar, que a veces se topa con el rigor de La Justicia.              

La Ciudad Autónoma pierde el Juicio


                Declarados ilegales los agentes de Movilidad de Melilla

      Han perdido el juicio, me refiero al Gobierno Autonómico de Melilla. Ellos se han enterado ahora. Los ciudadanos de Melilla los intuíamos desde hacía mucho. Sólo había que verles, escuchar su declaraciones. No es ese el juicio que han perdido, sino el que declara “ilegales” la función del Cuerpo de Agentes de Seguridad y de los Agentes Medioambientales. La sentencia la ha emitido el Tribunal Supremo. Los Tribunales de Justicia  empiezan a darle algunos disgustos al Presidente de Melilla y a su Gonierno. El Tribunal Superior de Justica de Andalucía  declaró ilegales los presupuestos de 2011, y anteriormente le ordenó, mediante sentencia judicial, responder a las preguntas de la oposición política de Melilla.

       En estos casos es en donde se nota “la censura de prensa” que existe en Melilla. La sentencia se conoce desde la semana pasada, o incluso antes, cuando le fue notificada al Gobierno de Melilla (el que ha perdido el Juicio). el problema que se les viene encima es tremendo, porque no admite recurso. Es una sentencia firme. No admite recurso. La tienen que publicar, de modo obligatorio, en el próximo Boletín de la Ciudad de Melilla. Han sido declaradas ilegales las funciones del Cuerpo de Agentes de Movilidad y el de los vigilantes Medio Ambientales. No podrán volver a salir a la calle.

       Desde el pasado jueves, fecha en que el Gobierno de Melilla conoció la sentencia, no han vuelto a pisar la calle, por eso nadie les ha vuelto a ver. No pueden pisarla. Para esas funciones y protegidos y amparados por la Ley de Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, están la Policía Nacional, la Guardia Civil, las Policías Locales y las Autonómicas. El lío es considerable. Desde el pasado jueves, los trabajadores de ambos grupos, llegan a sus dependencias y permanecen en ellas sin poder salir a realizar las funciones para las que fueron contratados. Los medioambientales se quedan en la UMA ( explanada de San Lorenzo) y los de Movilidad en las depencias de la Policía Local. En total son unos 20 trabajadores, muy representativos. La sentencia supone un duro golpe para la Consejería de Seguridad Ciudadana y para un modo de hacer y llevar a cabo las cosas en nuestra ciudad.

         Es un modo de hacer las cosas al margen de todo. Fue la Delegación del Gobierno Socialista, con Gregorio Escobar como titular, la que inició el proceso de reclamación, por entender que la Ciudad Autónoma no podía crear este cuerpo de agentes. La reclamación de la Delegación del Gobierno fue desestimada en el TSJA. Ahora el Tribunal Supremo  ha puesto las cosas en su sitio. La sentencia será publicada mañana, en un número especial del BOME. 

Nota: http://www.infomelilla.com/noticias/index.php?accion=1&id=24492

Dentro de los aljibes españoles


 

                    

                          El decantador del 2º aljibe de Melilla

         Hay dos aljibes de la Melilla española. Hay dos decantadores. Por razones que nadie supo nunca, solo se rehabilitó un aljibe y un decantador, que son los que se muestran al público. Tienen absolutamente toda la documentación posible, que es prácticamente toda la existente, pero todo es reservado. Ocurre que incluso ellos mismos, a veces, pierden noticia de sus cosas. olvidan y luego por casualidad, recuperan y lo presentan todo como nuevos e insólitos hallazgos: “Urbi et Orbe” (a la ciudad y al mundo). Ellos se reservan el acceso a todo, a cualquier zona de Melilla La Vieja.

           Para visitar algo que esté cerrado, que es casi todo, hay que pedir permisos, desde abajo, e inmediatamente toda la cadena de la nomenclatura se pone en alerta. Se pulsa el llamador en el piso bajo, y en apenas una hora, la alarma ya está encendida hasta en el piso más alto de la nomenclatura. Hace un mes, pillé abierta, por pura casualidad, la puerta del decantador del 2º aljibe. Una oportunidad así no se presenta dos veces y como siempre llevo la cámara en uso (la necesito tanto como el teléfono movil), hice todas las fotos que pude, hasta que me cerraron la puerta, de malos modos, por quien tiene la orden de avisar inmediatamente si observa a alguien haciendo fotos en el Área 51, o en el perímetro prohibido.

               No quise crear problemas a quien no tiene culpa de esas cosas y decidí no publicar la fotos, tampoco había fotografiado la “tumba de Alejandro Magno”, pero la cadena de la nomenclatura se puso en estado de alerta. La semana pasada oí al Viceconsejero de Turismo decir que se iba a rehabilitar tanto el 2º decantador, como el 2º aljibe, para que puedan ser vistos por el público, por los turistas. Entonces ya me quedó clara la cadena y la consecuencia de mi visita fortuita. Aún así, me parece una medida excelente poner en uso público ese 2º aljibe, para que pueda ser visto y visionado por los melillenses. Sorprende que sea el área de Turismo la que se encargue de eso, y no aparezca Cultura por ningún lado. 

              La Viceconsejería de Turismo está haciendo cosas por intentar que la Ciudad Vieja vuelva a ser parte y objeto de las visitas de los melillenses. Otra cosa es que solo lo estén intentando en una dirección, la de la hostelería, y que no exista una infraestructura de apoyo. No tiene explicación que el ascensor lleve ya dos años sin servicio. Si se hace una cosa y falla todo lo demás, nada cuajará de modo perdurable.

 Nota: Turismo ha anunciado que a partir del mes de julio podrá ser visto el 2º aljibe y el 2º decantador. Los lectores de El Alminar de Melilla verán al menos este 2º decantador, que ahora solo es un cuarto de los trastos, en rigurosa exclusiva y primicia.