Archivo diario: 20 abril, 2012

Museo de Artes Gráficas de Melilla


                Por lo que se ha escrito en el anterior post sobre la Cooperativa Gráfica de Melilla, nadie se ha molestado en hacer una historia sobre esta empresa, auténtica reliquia de un pasado reciente. Quizá algún que otro artículo pero poco más. Me cuesta trabajo asimilar que sea El Alminar de Melilla y mi más que modesta preocupación, la que haya puesto un paréntesis a años de olvido. Es algo que me resulta difícil de aceptar, cuando hay y existen varias entidades que debería proteger y evitar la pérdida total de lo que se atesora en “el destartalado” local de esta empresa melillense.

             Con solo un 10% de lo que allí hay y almacenan , se haría un Museo modélico en cualquier ciudad de España, en cualquier ciudad en la que no se tire el dinero como en Melilla. Son máquinas con 100 años de antigüedad, carteles únicos, planchas y fotolitos a punto de desaparecer y perderse para siempre. Esas entidades que supuestamente dicen velar por el patrimonio cultural de Melilla, desdeñan abiertamente lo existente en la ciudad, a la vez que se gastan canidades indecentes de dinero en dípticos, carteles, y otros folletos publicitarios, editados por supuesto fuera de Melilla.

             Hacer eso, editar fuera de Melilla, existiendo esta empresa en la ciudad, merece un calificativo que no puedo escribir en este blog, entre otras cosas, por que no podría escoger solo uno.

            De todo lo que ví allí en días pasados, me asombró el maletin de los sellos de bronce, un auténtico tesoro. En eso maletín de apenas 40 cms  y más de cinco kilos de peso, está la prueba de la existencia de cualquier asociación que haya existido, en nuestra ciudad. Escudos de La República, de Cuerpos del Ejército español ya desaparecidos, asociaciones religiosas cristianas y judías y otro sin fin de logotipos que no pude identificar. Es una joya. Debería estar inventariado y exhibido en el Museo de Melilla o en uno específico de Artes Gráficas.

             Maquinas doradoras, para hacer adornos con pan de oro o filetear en oro los bordes de las páginas. Imprentas y prensas que son directamente reliquias y el asombroso exintor de incendios en forma de cono, el obligatorio en 1912, el mismo que llevaba el Titanic. La imprenta de Artes Gráficas fue inaugurada el mismo años en que se hundió el célebre barco. ¿ Ha sido homenajeada esta empresa por la Cámara de Comercio, por la Asociación de Comerciantes, por la Ciudad de Melilla?. Si alguien lo sabe que lo escriba.

                    Allí hay de todo, incluso más de lo que nadie sabe, más de lo que nadie quiere saber. Se podría poner en marcha un proyecto de Escuela Taller de Artes Gráficas, por el que podrían pasar niños de Colegio y de Instituto. Se me ocurren decenas de ideas, de las que cualquiera resulta mejor que dejar que todo eso desaparezca. Hoy compartiré el recreo visual que suponen estas imágenes, de un tiempo pasado y a punto de perderse.