Melilla con baches


 

Melilla, ciudad de peatones

    La caída, el tropezón, el esguince o la extremidad rota nos acechan en cualquier lugar, esquina, acera, bordillo o incluso en los peligrosísimos pasos de cebra. Los baches existen pero no solo para los vehículos. La desastrosa y desorganizada gestión de la ciudad, con aceras y calles contínuamente abiertas han provocado una alteración total de la superficie urbana. Nada es recto, todo tiene ondulaciones y diferencias  de nivel en las que es muy fácil caer. Melilla con baches no es solo el título de una entrada, es también una nueva categoría dentro del Alminar. Llevábamos mucho tiempo sin crear una nueva. Vamos a dar cuenta de cualquier zona peligrosa, pero sobre todo nos fijaremos en las que afectan a nuestra condición de peatones, porque la de los vehículos ya está perdida.

          Este es el calvario que ofrece el estado de la ciudad a personas mayores, con impedimentos físicos,  con movilidad reducida o perfectamente sanas. Ya no es que estén mal pintados, que lo están, es que son casi intransitables.

Anuncios

Lo que se ha podado retoña; lo ahuyentado vuelve, lo extinguido se enciende; lo adormecido despierta otra vez. Poco es , pues, podar una sola vez; es necesario podar muchas veces, continuamente, si es posible.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s