17 de septiembre en Melilla


          Un 2 de julio de 1494, en la villa de Arévalo, España y Portugal firman el conocido como Tratado de Tordesillas, por el cual se van a repartir el mundo conocido. España ha culminado la Reconquista, o la unificación del territorio peninsular, bajo el dominio de la fe de Cristo. Los musulmanes hispanos han perdido el último reino, el  de Granada, en el que se mantuvieron durante casi ocho siglos. El ejército al servicio de los Reyes Católicos es el más potente y mejor entrenado del Mundo. Fernando el Católico quiere conquistar plazas en el norte de África, para vigilar la costa e impedir una nueva invasión del territorio peninsular. Es algo que ya nunca se va a producir, pero en aquel momento no podían saberlo.

               Este es el motivo por el que en el Tratado de Tordesillas se menciona, en siete ocasiones, la necesidad de “conquistar las villas de Melilla y Cazaza que se duda sobre su pertenencia al Reino de Fez, pero con relación a Portugal, pues el límite norte del reparto, se situaba en las fronteras del mencionado reino. Portugal no estaba interesado en el norte y cede en sus pretensiones ante España, reservándose el comercio hacia el sur del continente africano.

                                       Las expediciones españolas sobre Melilla

            Las expediciones de sondeo sobre las posibilidades de ocupar, conquistar o tomar posesión de Melilla se inician apenas firmando el Tratado. Todas ellas coinciden en la dificultad de la empresa. Melilla está habitada en aquel momento, pero no con una gran población y carece de ejército propio. Martín Galindo y Cristobal Colón se posicionarán claramente en contra. Los Reyes Católicos se desentenderán de la empresa.

            Será la Casa de Medina Sidonia, que depende del obispado de Badajoz, la que tomará a su nombre y a su costa la expedición de conquista y ocupación del territorio. Previamente se intentó la negociación directa con los alguaciles o la familia en posesión de la ciudad. La vía de la rendición por pacto fracasa y los alguaciles serán considerados como traidores por los escasos habitantes de la ciudad. Pedirán ayuda al Rey de Fez, pero carece de fuerzas para impedir una invasión  como la que se les venía encima.  Deciden abandonar la ciudad, derruir los adarves, y quemarla, para que “los cristianos no encontrasen nada útil”. Esto lo confirmará Juan león el Africano, quien afirma: que los cristianos tomaron gran disgusto en ver la ciudad en aquel estado.

                                                La cuestión de la fecha

           Todo el mundo sabe, que en estas tierras norteafricanas, siempre hay alguien observándolo todo, por ello, parece ser que la expedición pudo partir desde Gibraltar, para hacerla invisible. Se tomó la decisión de navegar de noche o alejados de la costa, y se escogió el mes de septiembre debido a la mayor continuidad de los vientos de poniente. El desembarco con viento de levante hubiera hecho imposible la navegación el desembarco, de hecho es algo que advirtió claramente el almirante de la Mar Océana Cristobal Colón, quien finalmente aceptó el aplazamiento de su 4º viaje a América, para facilitar el uso de la flota en la conquista y ocupación de Melilla.

              Parece más verosímil que la expedición se formara en 1497, pero es imposible concretar el día del desembarco. Las crónicas solo datan el mes de septiembre como el de partida de la expedición. Queda claro que el gran desembarco no se pudo realizar en un solo día, sino que debió durar al menos una semana o más. Su primer alcaide fue Mariño de Ribera, quien tomó posesión de la ciudad, cuando esta ya estuvo asegurada y reconstruida. Hubo varios viajes desde aquel primero y la zona solo quedo definitivamente en manos españolas, tras varios meses de esforzados y onerosos trabajos.

                      Melilla quedará como una ciudad española, pero Ducal, hasta el día 7 de junio de 1556, fecha en la que la Corona de España tomará posesión de la misma, tras la renuncia de la Casa de Medina Sidonia a seguir sosteniéndola. Este día es, a juicio del Alminar, el verdadero día de la ciudad. El 17 de septiembre es y seguirá siendo una fecha incierta

Anuncios

13 Respuestas a “17 de septiembre en Melilla

  1. Hay que ver las formas de contar las cosas. Qué curiosas. Por un lado, que la ciudad fue conquistada en plan macarra. U os rendís o palo y leña. Ahora hablamos de pamplinas conquistadoras cuando es una ocupación por la fuerza de un territorio habitado. Por otro lado, aquí no había nadie (argumento que suena a “nos la quedamos porque era una peña vacía y no le interesaba a nadie”), pero resulta que se pudo tardar más de una semana, Colón no fue a América porque hacía falta más flota, etc. ¡Y eso que estaba en ruínas y abandonada!
    Cuánta inconsistencia.
    Y qué cierto aquello de que la historia la escriben los vencedores. No pensaba yo que el Alminar fuera a colaborar en ello. Como cuando se habla del “alzamiento nacional”, el tic ese melillense que evita llamar por su nombre, canalla golpe de estado, las acciones fascistas que en estos lares tanto abundaron y todavía campan.

  2. La posición del Alminar contra el franquismo y contra la sublevación militar de Franco, es la más comprometida de toda Melilla. Si utilizo esos términos es en parte como algo irónico y también porque los hechos son más conocidos por ese nombre.
    El Alminar está abarrotado de artículos contra el franquismo y contra la falsa efeméride del 17 de septiembre.

  3. Sobre la dureza de la vida en Melilla: notas 329 y 330 de Gabriel de Morales. (1) El consumo forzoso de una partida de bacalao en malas condiciones causó la muerte a 56 personas, septiembre de 1714. (2) Una partida de bacalao que fue preciso consumir por no haber otra cosa, ocasionó una epidemia que causó numerosas víctimas, noviembre de 1714.

  4. Gabriel de Morales, nota 566: Se mató el último carnero que quedaba para los enfermos del hospital. Por fortuna aquel día llegó la barca de Antonio Morales con víveres.

  5. Gabriel de Morales, en la nota 582, informa de que en junio de 1756 hubo en levantamiento de desterrados en Victoria Grande, pasando 18 al campo moro.
    Las condiciones de vida de desterrados, presidiarios y de galeotes eran tan infernales, que muchos preferían la fuga o el balazo de un centinela antes que seguir viviendo en Melilla.
    Pero claro, esto era el Edén y aquí había vacas, toros y toda suerte de animales de corral, aunque lo único que hubiese para comer fuese “bacalao podrido”.

  6. Llegados a este punto, y estando la fábula y la mentira tan extendidas, ponemos esta fotografía del panel histórico que se coloca desde hace dos años en la Feria Medieval de Melilla.
    Se informa de dos cosas, que Pedro de Estopiñán desembarcó en el norte de África, pero no exactamente en Melilla, que puso cerco a la ciudad y que la conquistó definitivamente el día 28 de septiembre.

  7. 5000 hombres, 250 jinetes, más de 30 barcos, según rezan las crónicas, para conquistar una ciudad deshabitada y que no ofreció resistencia alguna. Por eso se retrasó el 4º viaje de Colón a las Indias. Dejando 1500 hombres en previsión de…?

  8. Una cosa que llama la atención en el discurso político de este día, es que los mismos que en sus intervenciones hablan tan alegremente de buscar el bienestar y la igualdad para todos, no sean capaces de acordar una fecha de celebración que represente a todos sus ciudadanos. No alcanzo a ver que importancia atribuyen a que se siga celebrando en este día y no en otro.

  9. Otra es que el señor Imbroda no parece tener claro qué es lo que daña la imagen de su ciudad. Si visitase este blog de vez en cuando, conocería una buena relación de desperfectos y problemas a resolver, con lo que mejoraría esa imagen, muy dañada por su descuido y/o desinterés. Además, debería saber que lo que más daña la imagen de una ciudad es: tener un presidente que hace declaraciones burlonas y despectivas sobre los inmigrantes, como aquella de las azafatas…; tener imputados en el Gobíerno; maltratar a inmigrantes y refugiados en la valla; la existencia de “campamentos” como los de los refugiados alrededor del CETI… En fin, tener un presidente que culpa a los inmigrantes de dañar la imagen de la ciudad, algo que es mucho peor que una tontería, una falsedad y una maldad.

  10. Trompeta de Jericó

    ¿De donde han sacado la crónica para componer ese texto?. ¿Todavía hay quién siga defendiendo el 17 de septiembre?. Interesante foto, Hospitalario, y es todavía más llamativo que sean ellos mismos los que proporcionen en texto que desmonta la mentira que promueven. Ni siquiera leen los paneles que colocan.

  11. José Luis Blasco López

    Ese panel clama al cielo. La fecha está sacada de la revista Mauritania, número monográfico dedicado a la conquista de Melilla. En ella hay un artículo que cita una placa que dicen había en el interior de la muralla de la ciudad, y que fue trasladada al palacio de los Guzmanes en Sanlúcar de Barrameda. Tan pronto como localice la revista, transcribo el título del artículo, autor, texto, año y nro. de la revista.

  12. José Luis Blasco López

    Aquí está la cita.- La persona que ha realizado ese panel tiene que ser una persona culta y leída. Tiene que tener conocimiento de este texto: “Algunos historiadores registran que en las murallas interiores de Melilla existía una lápida con esta inscripción: JESUS CHISTUS
    en jueves 28 de septiembre de 1497 años del Nacimiento de Nuestro Salvador Jesús Christus, víspera de San Miguel, se ganó esta ciudad de Melilla por mandato del Ilustre y muy magnífico Señor el Señor Don Juan de Guzmán, Duque de la Ciudad de Medina Sidonia, Conde de Niebla, Señor de la noble ciudad de Gibraltar y vino por Capitán General de la Armada el muy honrado Caballero Pedro de Estopiñán.”
    Datos varios sobre Pedro de Estopiñán y la conquista de Melilla, Adolfo Rodríguez de Vivero, archivero, bibliotecario, arqueólogo, en Revista Mauritania, Tánger, Año XV, nº. 176, 1º de Julio de 1942, págs. 214-215.

Lo que se ha podado retoña; lo ahuyentado vuelve, lo extinguido se enciende; lo adormecido despierta otra vez. Poco es , pues, podar una sola vez; es necesario podar muchas veces, continuamente, si es posible.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s