Archivo diario: 6 septiembre, 2011

El instante de sabiduría


   

 

                Epiceto (55 dC,135dC)

     Acusar a los demás de las desgracias propias es la vía de la ignorancia. acusarse a sí mismo significa comenzar a entender: dejar de acusar a los demás y a uno mismo es la vía de la sabiduría “.

Anuncios

El Consejero relevado y el error reciclable


   

          Los que pintan estatuas, el Gobierno autohomejeable y el error del papel reciclado

         El Consejero relevado de Seguridad Ciudadana de Melilla, no menciono su nombre porque no lo hice en el primer artículo, afirma sin dejar lugar a dudas que: “No estuvo presente en la ejecución del anarquista Salvador Puig Antich”.

          Dije en su momento que ese dato invalidaba un curriculum, solo a efectos de recibir homenajes o medallas. Como el propio Consejero relevado afirma que no es cierto, no hay ya más obstáculo para que reciba esa medalla que le otorga el propio gobierno del que formaba parte. Estamos ante una nueva modalidad, la del Gobierno autohomenajeable. Ellos mismos se homenajean y no encuentran en toda la sociedad melillense a otras personas a las que homenajear, salvo a ellos mismos.

        Seguidamente el Consejero relevado arremete contra:  ” los que pintan estatuas y los que no han pegado un palo al agua en su vida”. Se le olvida decir al Consejero relevado que las estatuas pintadas eran de Franco y que efectivamente no hemos dado un palo al agua, porque dar palos al agua es una actividad inútil, pero igual que no hemos dado “palos al agua”, tampoco los hemos dado de otra manera ni a otras cosas que no sean agua.

      Lo que no se entiende es que haya tardado Vd. una semana en desmentir un hecho que se desmiente en un solo minuto y que no lo desmintiese de modo inmediato. No se entiende tampoco cómo se confeccionó un curriculum con “un error” de semejante calibre y que el Gobierno que le homenajea, que es el mismo al que Vd. pertenecía, se lo tragase de igual manera, sin preguntarle a Vd. si era cierto o no, cuando el dato ya estaba en la calle  y difundiéndose de modo amplio. No se entiende que todo el Gobierno de Melilla haya permanecido callado todo este tiempo, sin salir en su defensa y sin salir en defensa de la decisión de homenajearle. No se entienden muchas cosas y no se entiende ni su actitud, ni la de su Gobierno.

        Así pues, Sr. Consejero relevado de Seguridad Ciudadana, no busque Vd, culpables entre los que pintaban estatuas de Franco, ni entre los que usan papel reciclado, porque ni unos ni otros pusimos ese dato en su curriculum, ni lo dimos a conocer, ni tardamos una semana en desmentirlo. Que no es cierto que estuviera en la ejecución de Puig Antich, pues tanto mejor para Vd.