Archivo diario: 1 septiembre, 2011

El héroe de la Policia Local de Melilla


        

          Alfredo Alcoba Rodriguez, jefe de la Policia Local de Melilla

              Alfredo Alcoba era natural de Ocaña (Toledo) y fue el primer responsable civil de la Guardia Urbana de Melilla. Poco se sabe de él, porque nadie se ha tomado el más mínimo trabajo por reivindicar su memoria pública. Hace pocos años se publicó un libro sobre la historia de la Policia Local de Melilla y sólo se le mencionaba para decir que era el Jefe de La Guardia Urbana en Melilla en 1936 y que murió en 1937. No murió, fue ejecutado el día 8 de mayo de 1937 en el Fuerte de Rostrogordo. Tenía 41 años y era casado. Sigue teniendo familia en Melilla y sus descendientes nunca han tenido la menor recompensa moral. Esta fotografía la publiqué, autorizado por los familiares, el día 23 de mayo de 1999 en El Telegrama de Melilla, en la serie de artículos que titulé como:“La historia nunca contada sobre la sublevación de Julio de 1936”. Hoy la reproduzco, porque lo considero el verdadero héroe de la policía Local de Melilla, una persona a la que habría que reivindicar, sacar del olvido y recordarle en Melilla como se merece. No sé nada de él, ni sobre sus méritos en el tiempo en el que estuvo al frente de La Guardia Urbana de Melilla.

     Solo sé y eso es suficiente, que se negó a secundar el Alzamiento militar, que permaneció fiel al Alcalde (Antonio Díez) que le había nombrado para el puesto, que fue encarcelado, enjuiciado mediante los procesos viciados del franquismo y que fue ejecutado en una mañana de mayo de 1937. Por estos motivos pido para Alfredo Alcoba Rodríguez.

  1) La Medalla de oro de La Policía Local a título póstumo

  2)  Que el próximo acuartelamiento de la Policía Local lleve su nombre

 

                   

Anuncios

La ejecución con garrote


       
              

 

                 Alguien ha considerado que esto es un mérito para incluirlo en su propio curriculum profesional. Alguien ha considerado que esto es un mérito premiable. Como dice hoy un artículo de opinión, cuyo enlace coloco más abajo: “Allá cada uno con su conciencia”.   Hay hechos que invalidan biografías, hay hechos imposibles de ser premiados y esto afecta tanto al que recibe, como al que otorga. ¿Alguien piensa en qué imagen se ofrece de Melilla con estas situaciones?. Dudo que ya a nadie le importe eso lo más mínimo. Luego que nadie se extrañe que Falange venga a celebrar sus congresos a Melilla. Hay un fondo de bunker franquista imposible de erradicar en nuestra ciudad.
                                                 
          

 
 
          
            El garrote vil o garrote es una máquina utilizada para aplicar la pena capital originaria de España. Estuvo vigente en este país legalmente desde 1820 hasta la abolición de la pena de muerte en la Constitución de 1978……………………………………………………..Si la lesión producida aplasta el bulbo o rompe la cervical con corte medular, se produce un coma cerebral y la muerte es instantánea. Pero esto depende en gran medida de la fuerza física del verdugo y la resistencia del cuello del condenado, y la experiencia demostró que raramente sucedía así; la muerte solía sobrevenir por estrangulamiento, resultante de una serie de lesiones laríngeas e hioideas. Múltiples casos se daban en los que se alargaba la agonía del condenado. A título de ejemplo el informe médico de la ejecución del famoso Jarabo en 1958, observaba que la muerte no se había producido de forma instantánea, sino con “excesiva lentitud”, el fallecimiento se produjo a los quince minutos, después de una verdadera tortura. Jarabo tenía un cuello poderoso y su verdugo, Antonio López Sierra era bastante débil físicamente.Se han producido casos aún peores en los que el reo ha muerto después de hasta media hora de espantosa agonía entre aullidos y contorsiones.
…………………………………………………………………………………………………Más adelante, el garrote fue perversamente refinado, para pasar a consistir en un collar de hierro que, por medio de un tornillo con la bola incluida retrocedía produciendo la muerte al acusado por la dislocación de la apófisis de la vértebra axis sobre el atlas en la columna cervical, es decir se le rompe el cuello a la víctimaLa variante denominada catalana incluía un punzón de hierro que penetraba por la parte posterior destruyendo las vértebras cervicales del condenado. El garrote, con sus refinamientos, fue instituido porque el ahorcamiento se consideraba excesivamente cruel, ya que el lapso de tiempo hasta la muerte era mucho más largo. En el momento en que se instauró el garrote, principios del siglo XIX, este argumento se mostró válido. Posteriormente los ingleses perfeccionaron la técnica de ahorcamiento mediante caída larga y escotillón que convirtió este procedimiento en el más rápido y limpio.……………………………………………………………………………………….Cada tipo de ejecución llevaba aparejada una escenificación distinta, diferenciándose cada una principalmente por el modo de conducir al condenado hasta el garrote: los condenados a garrote noble iban en caballo ensillado, los de garrote ordinario iban en mula o caballo y los de garrote vil en burro, sentados mirando hacia la grupa, o arrastrados. Es la denominación garrote vil la que ha prevalecido y hoy en día se suele usar este nombre para designar tanto al instrumento como a la pena de muerte que lo utiliza.La ejecución se anunciaba con unos tambores con el parche flojo, no tirante, que se llamaban “cajas destempladas”, de donde ha quedado la expresión.             Los últimos condenados por este sistema en España (el anarquista catalán Salvador Puig Antich, en la Cárcel Modelo de Barcelona, y el delincuente común de origen pretendidamente polaco -en realidad, era alemán – Heinz Ches, en la de Tarragona fueron ajusticiados el 2 de marzo de 1974.
 
 Enlaces:
 

   http://www.melillahoy.es/   Un nicho en el recuerdo, una medalla, la posteridad Por Pedro Gallardo, Ciudadano.