El Fuerte de Camellos


                          Ruinas sin sentido

 El Fuerte de Camellos es un inmueble histórico, está completamente descuidado, abandonado a su suerte, como todo en esta ciudad. Esto no es ni era culpa del Gobierno Central, del de Rodríguez Zapatero. Todos son planes fantásticos para rehabilitar y mantener todo, pero la realidad es esta, la que vemos todos los días. Actualmente el Fuerte de Camellos está ocupado por la Asociación de Sordos de Melilla y por el Club de Palomas Deportivas de Competición. Lo único que se medio mantiene, es el propio fuerte, que aparecerá maravilloso en una “inigualable publicación fotográfica” sobre “Los Fuertes Exteriores de Melilla”. Todo lo que sea propaganda luce impecable.

       Sin embargo, es vergonzoso que tanto  en este Fuerte, como en los demás, no figuren recordatorios o placas que recuerden que esto fueron prisiones, en donde se encerró a decenas de melillenses (hombres y mujeres), en el periodo 1936-1939 y desde donde se les sacaba para matarlos. Nada de eso interesa, nada de eso se busca o se recuerda. En este fuerte fueron escritas las páginas más importantes de “Una mujer en la Guerra de España”, de la escritora Carlota O´Neill. De aquí sacaron al alcalde de Melilla Antonio Díez y al concejal Aurelio Solís, para ser asesinados en una cuneta o frente a una tapia.

            La garita se encuentra en un estado de ruina inadmisible. El resto de los jardines y antiguas zonas de ocio presentan un estado lamentable. Es preferible tirar el dinero en nuevos parques artificiales, que mantener y conservar lo poco que hay. Esta zona es cerrada y con algo de interés, conservación y planificación, podrían jugar los niños y los jóvenes del barrio de La Victoria. Estas son cosas que no va a arreglar San Mariano de Melilla, porque esto es mantenimiento y gestión de una ciudad.

Anuncios

3 Respuestas a “El Fuerte de Camellos

  1. no se si me equivoco, pero creo que tanto Carlota leret, como Antonio Diez y Aurelio Solis estuvieron en Victoria grande, no en Camellos. Cuando salga de servicio y vuelva a casa lo mirare en los libros.

  2. A mi me gustaria mucho y tengo verdadero interes en conocer la historia de los Laboratorios ¿Wolner? que existian en el local que me parece ocupa ahora la Casa Renault, en C/ Polavieja. Es muy curioso que una industria farmaceutica floreciese en esta ciudad de aquella manera y es un indicador de la capacidad emprendedora de determinadas personas. Un saludo.

  3. Los traslados entre fuertes eran constantes. Rara vez se hacían “las sacas” desde Victoria Grande. Según cuenta Carlota. ” ….Es que vinieron a buscar al doctor Solís, y a los otros dos para llevárselos, a otro fuerte. a fuerte “Camellos“……. Este fuerte debía ser como un “coto de caza” de Falange. Una vez que salías del ámbito jurídico de la prisión provincial, Victoria Grande, se entraba en un limbo jurídico en el que ya solo reinaba la venganza y el asesinato cobarde. Muchos de los asesinados eran encontrados en las faldas de Camellos o en las espaldas del cuartel de La Remonta.
    Quizá sean ciertas esas historias de gritos fantasmales que circulan por la zona de Remonta.

Lo que se ha podado retoña; lo ahuyentado vuelve, lo extinguido se enciende; lo adormecido despierta otra vez. Poco es , pues, podar una sola vez; es necesario podar muchas veces, continuamente, si es posible.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s