Santiago Carrillo en Melilla


           

           Santiago Carrillo estuvo en Melilla en diciembre de 2003, en un acto organizado por el Campus de Melilla de la Universidad de Granada. Se conmemoraba entonces el 24º aniversario de La Constitución. No voy a dar dato biográfico alguno porque es de sobra conocido y hay miles de paginas en internet con información acerca de él. Solo voy a contar mis impresiones al encontrarme con Santiago Carrillo en Melilla. Destacaba entre otras cosas su altura histórica, su claridad de análisis y sobre todo su mesura en la exposición. La actitud del Partido Comunista durante La Transición, que condujo con mano de hierro, fue decisiva para el establecimiento de La Democracia en España.

      Si el PCE hubiese decidido ajustar cuentas con los militares franquistas, al menos 4000 de ellos hubiesen acabados sus día sentados ante los Tribunales bajo la acusación de crímenes de guerra, la frase surgió de los labios de Alberto Oliart, quien fuera Ministro de Defensa con Adolfo Suárez: “En España le perdonamos la cárcel a más de 4000 militares”. Digo esto de entrada, porque la acusación común de la derecha, y que surgirá aquí desde los primeros  comentarios, es la atribución falaz de responsabiliazar a Santiago Carrillo de “los crímenes de Paracuellos”; y anoten que digo crímenes. El problema es que Francisco Franco, los tribunales franquistas y los sicarios de Falange llenaron España de centenas de “paracuellos”. Las ejecuciones y asesinatos de la España de Franco (200.000), triplicaron la cifra de la represión y crímenes en la España republicana (75.000). El problema es que los militares africanistas dieron un  un golpe de Estado contra un Gobierno legítimo y luego exigieron  a ese mismo gobierno que respetara la legalidad que ellos mismos habían conculcado, convirtiendo España en un territorio sin ley y orden durante los tres primeros meses de contienda. Cuando el Gobierno de La República volvió a controlar el orden público, ya no se produjeron más asesinatos. En la España franquista, la represión por delitos de guerra siguió vigente hasta 1964.

         Santiago Carrillo comunista, historiador, escritor, analista político y experto en fascismo, atribuyó siempre a la derecha política y social el fracaso de La II República. En su último libro, titulado “la crispación política en España”, trazaba las similitudes de la actitud de la derecha en el período republicano, y la actitud beligerante y crispada que mantuvo en los ocho últimos años del gobierno socialista (2004-2011). Santiago Carrillo nunca dejó de criticar los errores de los socialistas españoles, a quienes se había acercado ultimamente, como única forma de hacer frente a la derecha dura representada por José Mª Aznar y Esperanza Aguirre.

      Nota: Durante 40 años, el estado franquista buscó y persiguió a los izquierdistas que participaron en las diferentes matanzas de la zona republicana. La mayor parte de ellos fue ejecutada, perdió  la vida en la Guerra Civil o tuvo que exiliarse. Salvaron la vida muy pocos. No ocurrió lo mismo con todos aquellos que participaron en las matanzas, ejecuciones del Estado franquista, que acabaron sus vidas enaltecidos en diversas y múltiples formas.      

       Uno de los que consintió, autorizó o toleró la mayor matanza de la Guerra Civil española,   fue el General Yagüe. Me estoy refiriendo a los fusilamientos de la plaza de toros de Badajoz (mi ciudad natal), que duplicaron  en número a las de Paracuellos.

       PD: Una de esas campaña de crispación fue la de responsabilizar a una parte de los  servicios secretos españoles, viculados a antiguos cargos del gobierno de Felipe González, como los autores intelectuales de las matanzas yihadistas de Atocha y Alcalá de Henares el 11 de marzo de 2004. Fue la infame campaña de “manos blancas”.

Anuncios

14 Respuestas a “Santiago Carrillo en Melilla

  1. Silencio sepulcral. Es significativo.
    No sé si saben muchos, yo me enteré hace no mucho, que Santiago Carrillo ´tuvo que abandonar España dejando a su primera esposa y a un hijo pequeño en un campo de prisioneros de Franco. Allí intentaron chantajearle para que volviera a España, a cambio de las vidas de sus familiares, que finalmente murieron de malnutrición y enfermedades. Una tragedia.

  2. A lo mejor ese silencio se deba que no nos importe la vida y muerte de este señor, que al final también tiene sangre en sus manos.Y mira que bonito el se larga y deja a su mujer y a su hijo en España y que dices tu que murieron de malnutricion y enfermedades.No quieras que pensemos como tú, cada uno somos libres de pensar sobre este señor,yo pienso que fué un asesino y que de haber ganado el la guerra, hubiera hecho lo mismo que el otro o peor.

  3. Somos libres de pensar, otra cosa es que lo que pensemos sea cierto o no. No es el caso de imaginar qué hubiera pasado si la República hubiese ganado la guerra, porque la realidad es que la perdió. Así que solo nos queda el hecho de que la represión franquista fue la única, fue inmensa y casi eterna. Ya he dicho que desconozco el grado de implicación de Carrillo en Paracuellos. Solo afirmo que muchos militares y altos cargos franquistas tuvieron responsabilidades mucho más evidentes en la represión sobre los vencidos, y jamás nadie les juzgó por ello. Algunos todavía están en el callejero, dando nombre a calles y plazas.

  4. Hay opiniones y hay datos. Hoy, El País publica “Puntualizaciones sobre Paracuellos” de Ángel Viñas / Fernando Hernández Sánchez / José Luis Ledesma / Paul Preston. Ver en:
    http://elpais.com/elpais/2012/05/14/opinion/1336994556_676295.html

  5. Algunos solo quieren sostener opiniones, sin importarles si son veraces o no. A otros les importa, sobre todo, fundamentalmente, la veracidad. Gracias por publicar el enlace.

  6. Es que estamos muy mal, Mensajero, ¿o todavía no te has dado cuenta?. Yo no justifico a Carrillo, sea cual sea su responsabilidad en aquello. Solo digo que algunos hablan y escriben de él, para tapar cosas mucho peores., infinitamente peores. He leído articulos infames sobre Carrillo, redactados por gente infame.

  7. De lo que si se podría culpar a Santiago Carrillo, si es que deseamos inculparle, es de haber aceptado aquella “transición” que dio lugar a, que tantos crímenes cometidos por los que se rebelaron, quedaran impunes, o al menos no reconocidos oficialmente, honorando a todos aquellos a quienes quitaron la vida y denigraron! Mientras que aquellos que cometieron tantos desafueros siguieron siendo honorados y lo seguirán siendo por los siglos de los siglos como lo predijo el dictador en su momento.

    Sabemos que Santiago Carrillo declaró en una entrevista, que fue la única solución que existía para poder llegar a una democracia. Que las circunstancias no eran favorables para actuar de otra manera! No podemos dudar que de cierta manera tenia razón, que la circunstancias no se prestaban a actuar de otra forma. Pero a partir de ahí el partido comunista empezó a patinar hasta desaparecer prácticamente. No pudieron comprender que “se montara en el barco”de aquellos vencedores que siguieron venciendo, y se olvidara de todas aquellas familias que aun lloraban a sus muertos!

    Lo de Paracuellos fue la barrera que intentaron levantar, y de la que aun queda y quedará materia, para frenar y evitar que el PC fuera reconocido y admitido después de la muerte del dictador.

    No hay nada que pruebe, ni podemos creer que habrá, que pruebe su participación en aquella matanza. No hay ningún historiador serio, que pueda afirmar algo en este caso! Claro que se puede decir lo que se quiera, Pero no hay ninguna prueba!

    Efectivamente,como ya dice Hospitalario, Santiago Carrillo salvó su vida consiguiendo huir como pudieron hacer tantos otros miles, pero no pudo conseguir salvar a su mujer e hijo del campo de concentración de Albatera en donde estaban confinados por los fascistas, padeciendo el hambre y los malos tratos, de los cuales enfermaron.

    Por mi parte, yo, cuando después de mas de setenta años pude recuperar los documentos del juicio que le hicieron a mi padre que le costó la vida, “por rebelde” y haber ordenado defender su posición hasta el ultimo hombre, le acusaron incluso de tener abandonada a su mujer y a sus hijos. Si no hubiera sido triste me hubiera reído cuando leí aquella estupidez, ignorancia o mala leche. Lo mismo que ahora leo en este blog cuando Carrillo “abandonó “a su mujer e hijo.

    Aclaro, que no he sido ni soy comunista, aunque reconozco que mismo en todo lo que no nos gusta, siempre podemos encontrar cosas buenas y, efectivamente, es bueno reconocerlo!
    Angel

  8. Por lo que yo sé, Enrique, con su primera mujer, Asunción Sánchez de Tudela, alias Chon, Santiago Carrillo tuvo una hija, Aurora. Esta hija murió después de atravesar la frontera al finalizar la guerra, pero desconozco las circunstancias (algunas versiones hablan incluso de que murió en Moscú en 1940) y tampoco conozco que le sucedió a la mujer. Hay muchos rumores, pero nada confirmado. He encontrado unas declaraciones de Santiago Carrillo en una entrevista en el programa Informe Semanal del año 2005 al respecto:

    “Sí, mi primera compañera, con la que empecé a tener relaciones antes del Movimiento de Octubre, se llamaba Chon. Al comenzar la guerra, tuvimos una hija que nació en condiciones muy difíciles porque mi compañera tenía una afección al corazón muy seria. Al terminar la guerra, mi compañera y mi hija terminaron en el puerto de Alicante. Yo había terminado la guerra en el otro lado, en Cataluña… Y pudieron pasar desapercibidas porque no era mi compañera ninguna persona conocida. Era una simple muchacha como había muchas. Consiguieron escapar vivas del puerto y estuvieron en el campo de Albatera [Alicante]. Allí seleccionaban a la gente y la enviaron a sus pueblos para poderla controlar mejor. El partido consiguió sacar ilegalmente por la frontera a mi compañera y a mi hija, que estaba… la niña estaba muriéndose”.

  9. Exactamente, Asunción tuvo una hija, y no “hijo” como se lee en mi escrito.

    La “estancia” de Asunción y su hija en el campo de concentración de Albatera ( Alicante ) a donde la trasladaron al apresarlas en el puerto de Alicante, podemos hacernos una idea del trato recibido y las penalidades al igual que tantas otras personas pasaron.. La secuelas de esta “estancia” el el “campo” unido al estado de salud de la niña, tuvieron consecuencias funestas. El final de la madre está muy controvertido por las diferentes versiones que dan unos y otros. Entre ellos, el de suicidarse por no poder soportar el fallecimiento de su hija.
    Angel

  10. Impresionantes las aclaraciones. Muchas gracias, Angel y Karim.

  11. Señor hospitalario, usted como yo, nacimos en una dictadura, nadie niega los asesinatos de Franco. La guerra civil no fue una historia de buenos y malos. Fue una locura fraticida, y genocida. ¿Por qué te cuesta tanto juzgar de ASESINO a Carrillo? que mató a más de 3000 personas en Paracuellos del Jarama, y nunca se arrepintió de ello. Y para nuestra desgracia no ha sido juzgado. Te leo siempre que puedo, y en la mayoría de las veces estoy de acuerdo con usted. Si me lo permites, aquí patinas.

    Saludos cordiales. JJMato.

  12. Permitame señor JJMato, que dé mi opinión, aunque no sea a mi a quien va dirigido su escrito, pero en realidad, para el caso creo que es lo mismo.

    En efecto, nadie niega los asesinatos de Franco, supremo dictador, porque en realidad nadie lo podría negar, ya que seria una aberración negar lo que esta mas que demostrado! Yo mismo, fíjese, yo mismo podría demostrarlo. Con dos “simples” documentos oficiales del régimen “franquista”. Uno, del tribunal que juzgó a mi padre, en el que recomienda el indulto de la pena de muerte, ya que no tiene delitos de sangre ni de abusos sobre la población.! El otro documento, la sentencia de muerte con la aprobación y firma del todopoderoso dictador!.

    En cambio, señor Mato, en el caso de Señor Carrillo, mal que le pese, no existe absolutamente ningún documento, ni un simple papel que acredite su participación en aquella cruel matanza. ¿ Quiere usted que se le condene sin pruebas?
    Por tanto, señor Mato, honestamente creo que si los franquistas hubiesen tenido pruebas de lo que afirmaban en su tiempo, el señor Carrillo no hubiera llegado a tener la oportunidad de ocupar un puesto en la vida política española, ni hubiera llegado a cumplir tantos años!.

    Y para no dar lugar a equivocaciones, repito aquí que no he sido ni soy comunista!!
    Un cordial saludo.
    Angel

  13. Pue sí, Angel. Has respondido perfectamente en mi nombre. Ya sabes, JJ Mato que yo admito cualquier opinión contraria. Esa es la tuya. A mi solo me cuesta llamar asesino a quien creo que no lo fue, aunque desconozco cual fue su grado de conocimiento o responsabilidad sobre lo sucedido en Paracuellos. Vuelvo a decir que hay militares franquistas y altos cargos del La Dictadura, cuya implicación, participación y consentimiento en crímenes colectivos, fue 10 veces mayor y más clara que la de Carrillo y sin embargo, sus nombres siguen en el callejero de muchas ciudades.
    En cualquier caso, te agradezco que sigas escogiendo El Alminar para expresarte.

¡Bendita perseverancia la del borrico en la noria!. Siempre al mismo paso, siempre las mismas vueltas.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.