La azucena marítima


La flor de otoño

       La azucena marítima, o pancratium maritimun,  es una planta autóctona, según nos comenta el experto botánico Manolo Tapia. Esta planta, de floración otoñal, es también conocida como nardo marítimo, alhelí de mar o lirio de duna y crece en ambientes húmedos y costeros. Las intensas lluvias otoñales de los últimos días, han provocado su espléndida y vistosa floración, que por otro lado, tienen una vida muy corta. O se las ve y fotografía ahora o habrá que esperar al otoño siguiente.

        Esta floración silvestre está situada en los llamados “Pinos militares”, junto a las baterías de defensa costera, y a ambos lados de la carretera. La más llamativa y amplia es ésta,  situada en el lado de libre circulación del pequeño bosque melillense. Aquí hay poca actividad humana, por lo que el suelo no está apelmazado y todavía tiene floraciones naturales y vegetación silvestre. También puede crecer sobre la arena de la playa, de ahí el nombre de lirio de duna. La naturaleza siempre se abre paso, pese a la actividad humana. En la ciudad en donde reina el imperio del cemento y del maceterismo desaforado, siempre es gratificante encontrarse con imágenes así.

Anuncios

6 Respuestas a “La azucena marítima

  1. Cuando he visto las fotos no pensé que fuesen los pinos de Melilla.
    La vida se abre camino en cualquier parte, no deja de sorprender y maravillar.

  2. Gracias al agua, una bendición. Lo siento por los que os gusta tanto e sol, a mí me encanta que empiece a llover.

  3. Le agradezco la publicación de las instantáneas y la redacción explicativa. Preciosas flores efímeras de otoño que no todos podemos ver al natural, tocarlas u olerlas.

  4. Gracias a todas/os por el “éxito” de esta sencilla entrada. Yo lo he descubierto a la vez que lo muestro y comparto. Para eso está El Alminar: para mirar donde otros han mirado y ver lo que otros no han visto.

  5. La bonita azucena marítima

    Es posible ver la belleza
    en lugares recónditos
    y ajena a las miradas
    de los turistas y cercana
    al observador ciudadano
    que ve con ojos curiosos
    lo que otros no han visto.

    Desde nuestro Alminar
    y como si fuese un buen
    almuecin Hospitalario
    nos convoca y despierta
    en todos sus usuarios.
    La sensibilidad y el afán
    por descubrir lo oculto.

    Y nos hace un gran regalo
    descubriendo una bonita
    flor delicada y humilde
    La azucena marítima
    Que vive entre los pinos
    solidarios que la miman
    y protegen de los vientos.

Lo que se ha podado retoña; lo ahuyentado vuelve, lo extinguido se enciende; lo adormecido despierta otra vez. Poco es , pues, podar una sola vez; es necesario podar muchas veces, continuamente, si es posible.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.