Las cuevas moras de Melilla


 

              En zonas secas como Melilla, el grano y otros alimentos se pueden guardar en silos excavados en la roca, al nivel del suelo. En zonas muy húmedas como Galicia, Asturias, para preservarlos de la humedad y de los roedores, el grano se almacena en alto, de ahí surgieron los hórreos.             El suelo de Melilla está lleno de silos excavados en roca, bajo la plaza de armas hay dos y en el parque Lobera y el Cerro del Cubo hay muchísimos más. En las laderas de La Alcazaba también existían, pero fueron tapados o eliminados en las sucesivas obras que se han ido sucediendo en ese entorno. Los materiales encontrados en ellos fueron directamente a manos particulares, salvo los excavados más recientemente.En lo que parece haber muy pocas dudas es en su atribución histórica, que o bien son de facturación musulmana (siglos VIII al XV) o si son anteriores, solo pueden ser atribuidos a los pobladores amazighs que siempre estuvieron presentes en el territorio, fuese cual fuese la potencia dominante del Norte de África.

Para vincular este tipo de habitáculo y de silos con la etapa de dominación musulmana, me baso en que no han sido hallados hasta ahora, fuera del perímetro que según las fuentes árabes tuvo la ciudad de Melilla y que comprendería tanto el primer como el segundo recinto, el tercero y toda la loma de La Alcazaba y el Parque Lobera más el Cerro del Cubo.

La descripción más interesante es la del geógrafo andalusí del siglo XI ABou Obeid El-Bekri, porque estuvo físicamente en Melilla y la describe tal cual pudo verla. Su descripción de Ceuta ha sido fundamental para datar la Puerta Califal y sus murallas.

             El segundo punto para vincular este tipo de oquedades (no confundir con las galerías de minas), es que hay otras cuevas moras en la península y siempre dentro de lo que fue la antigua España musulmana. Las más impactantes son las “cuevas moras de Guadalajara”, escavadas sobre la roca y que también servían como puestos defensivos en zonas entonces fronterizas entre la España cristiana y la España musulmana. Cuando las expediciones punitivas de las fuerzas cristianas se introducían en el campo musulmán, la población se refugiaba en cuevas y zonas más seguras. En la Isla de Menorca también pueden verse este tipo de habitáculos de múltiples usos y también atribuidos a los musulmanes.

         A lo largo de toda su historia, tanto Melilla como cualquier otra población costera fue objeto de ataques piratas, de invasiones normandas o incluso de lucha entre facciones rivales del mundo musulmán y bereber, por ello, en medio de las razias y expediciones punitivas la población se ocultaba y ponía a salvo o escondía sus alimentos y pertenencias.

            Estos silos han recibido diversos nombres: batimoras, matimoras, cuevas moras o “covarones”. El territorio andalusí de Granada es el que alberga la mayor concentración de ellas de toda Europa. Michael Jacobs en “Cómo seguirle la pista a los moros en España” lo refiere muy claramente: “Excavadas con piqueta en la roca blanda y con pruebas evidentes de ocupación durante el primer medievo, se caracterizan tanto como por su fuerte carácter defensivo como por la variedad de usos que se les daba………..las que sobrevivieron, fueron utilizadas por las familias mas pobres”. En Melilla algunas llegaron a servir como mazmorras o viviendas tras la conquista de 1497 y como refugio en los asedios de los sultanes marroquíes.

            Los ingenieros militares españoles elaborarían una compleja y kilométrica red de túneles que recorren toda Melilla, tanto para las comunicaciones entre los distintos fuertes exteriores, como para el almacenamiento o refugio de la población. La historia es pues muy diversa y variada, pero el origen parece ser único y común a todos ellos y no es otro que su vinculación al mundo bereber y mauritano, que no ibero-mauritano, cmo algunos se atreven a llamarlo.

         He detectado muchas cuevas en Melilla. Espacios muy interesantes, si se pretendiese elaborar una historia real de Melilla, alejada de clichés ideológicos y prejuicios  históricos y políticos, Melilla se convertiría en un espacio de investigación muy interesante. Los que no pueden seguir al frente de esto, son quienes han demostrado una estrechez de miras tan grande, que ha condicionado y alterado toda la investigación existente. Hay que abrir todo el espacio, pero a universidades y a personas que no tengan ideas preconcebidas.

Anuncios

25 Respuestas a “Las cuevas moras de Melilla

  1. Siempre es un gusto leer tus comentarios. Un saludo

  2. En la línea de toda ésta falta de interés hace unos meses leí un titular que habían echado al director del museo y que estaban a la espera de contratarlo pero no ha trascendido ¿se volvió a la regularidad?. ¿Benguigui es de nuevo el director?.
    http://www.diariosur.es/v/20110912/melilla/museo-penuelas-director-tras-20110912.html

  3. Desconocía la “no renovación” del Director del Museo. Como nuestra prensa no informa de nada. Gracias por colocar aquí es e enlace. Mañana intentaré enterarme de que está ocurriendo en el Museo, aunque me lo imagino.

  4. No alcanzo a comprender como no se estudia, cartografía, se descubre, se pone en alza y ese potencia ese recurso subterráneo. Es la verdadera historia de los habitantes de esta ciudad, todo ese laberinto subterráneo que posee Melilla se perderá………..ojos que no ven, corazón que no siente! Cuando no hormigonan, tapan. .

  5. Está cartografiado. Hay un video de Carmona Mir realizado sobre las galerías de Minas, pero, estimado Tritón: ¿Te imaginas quienes son los únicos que tienen acceso a ellas, los únicos que cuando procedan sacarán un libro sobre ellas y los únicos que tienen un plan para abrir ciertos tramos de las galerias?. Los de las minas de oro.

  6. Desgraciadamente la parte mas espectacular de las minas, la llamada Mina Real, esta inutilizada por razones de Defensa Nacional. . Lo peor es que la segunda zona más espectacular, y lo digo porque me las he recorrido por motivos profesionales, con riesgo de mi vida, por el peligro de derrumbamiento, afluencia de aguas fecales, y presencia de indeseables, esta en serio peligro de perderse, si es que no se han perdido ya. Me refiero a la parte que sale de Victoria Chica y se adentra en el “Campo infiel fronterizo” que se decía en la documentación de la época. Hay fortines sibterraneos, con aspilleras, puentes levadizos, trampas, inscripciones de los siglos XVIII y XIX, etc. Todo un mundo por descubrir. Espectaculares los hornillos, algunos aun cargados de polvora (tranquilos, desactivamos los explosivos) desde mediados de 1800…. Impresionantes las inscripciones, algunas del XVIII y los cuarteles subterraneos para los presidiarios, así como una especie de capilla con hornacinas para algún santo o santa, como Santa Barbara, y para espectacularidad, la Sala de los Huesos…. Todo esta documentado y en manos de las autoridades competentes. Y no digo más porque después tendría que mataros.

  7. Y hoy por hoy, el acceso a las mismas esta vedado para todo el mundo. Las entradas estan tapiadas excepto las que no deben estarlo. Vuelvo a callarme por razones obvias.

  8. Y añado algo más. Hay riesgos para la salud para cualquiera que entre en las mismas. A mediados de los 50 la empresa encargada de los colectores de la ciudad no encontro mejor manera de solucionar el problema de las aguas fecales de la zona que abrir una comunicación con las minas, y las minas se estan llenando……. hasta el día que no puedan más y revienten…

  9. Impresionante colaboración, Corona 71. Intentaré responder en la medida en que mereces. Será espectacular, pero no alcanzaré tu altura.

  10. Recuerdo entrar en la Galería que hay debajo del Fortín del Rosario, era una gran cueva con varias ramificaciones…. más de una vez nos perdimos y las pasamos canutas para localizar la salida… hablo de final de los 80.

  11. MINAS Y GALERÍAS DE COMUNICACIÓN EN LAS FORTIFICACIONES SUBTERRÁNEAS DE MELILLA

    http://franciscosarogandarillasmispagin.blogspot.com/2009/09/minas-y-galerias-de-comunicacion-en-las.html

    Plano de las Minas de la Plaza de Melilla

    Vista actual

  12. Desconocia el artículo del Sr. Saro, pero es muy bueno. Con respecto a los mapas, recordemos el refran que dice que del dicho al hecho hay mucho trecho. Lo que hay debajo de tierra es solo parecido a lo que reflejan los mapas. recordemos que bajo tierra no hay referencias, las brújulas se vuelven locas, los GPS son inútiles, todo esta en la intuición y la cabeza. No os digo nada de lo que es entrar en una galeria y ver que esta cubierta del suelo al techo de cucarachas….. o encotrarrte cosas inimaginables. Solo un último dato: el informe elaborado para altas instancias nos ocupó más de trescientos folios aparte de fotografias, croquis y planos.

  13. Y añado algo más. Hay riesgos para la salud para cualquiera que entre en las mismas. A mediados de los 50 la empresa encargada de los colectores de la ciudad no encontro mejor manera de solucionar el problema de las aguas fecales de la zona que abrir una comunicación con las minas, y las minas se estan llenando……. hasta el día que no puedan más y revienten… y cuando revienten el chorro de mierda va a llegar a la altura del piso 12 de las torres Vº Centenario. Estais avisados

  14. Ahora que comentas lo de las cucarachas…. recuerdo una de esas galerías estrechas donde todo el techo estaba lleno de cucarachas blancas o transparentes….

  15. Ese es el tipo de insectos que se desarrolla en zonas sin luz. Los recuerdo en el antiguo convento de los capuchinos, cuando fue rehabilitado. Me llevó hasta allí Jose Luis Blasco, entonces presidente de la Asociación de Estudios Melillenses, y aparte de sentarme en la misma mesa en la que estuvo el generalísimo Franco, pude ver cientos de esos insectos transparentes, poblando las antiguas vigas de madera.

  16. sI las viste en vigas de mader podría ser aun pero: termitas. Yo no me pondría debajo de esas vigas.

  17. Eso fue en 1988, cuando se inició la restauración de La Iglesia de el Pueblo y del antiguo convento de los capuchinos. Ya no están, fueron sustituidas.

  18. Tampoco me sentaría a esa mesa

  19. Me habeis dejado perplejo con lo de las minas, y las galerías subeterráneas, yo conociá que el entorno de Horcadas Coloradas y su Polvorín era de interés estrátegico y de defensa, pero lo de las galerías de mierda es ¡acojonante! (y perdonar la expresión) ¿pero quien fue semejante ingeniero? es el copón! Guelaya preocupara por el Río de Oro y vivimos ¡sobre un Mar de Mierda!

  20. Pues sí, Tritón, ha sido todo una revelación espectacular, sobre todo gracias a la intervención de Corona 71. Sin su aportación, sin los misterios que nos ha desvelado, el post de “cuevas moras” no hubiese llegado demasiado lejos. Nos ha abierto los ojos a una realidad intuida, pero que no teníamos del todo clara. Ahora comprendo aquella frase que leí en “Yo Claudio”, en la 2ª parte, cuando está ya a punto de concluir su biografía:
    “Dejad que los venenos que acechan en el fondo, salgan a la superficie”.
    Gracias a Corona 71, ya tenemos una idea de lo que nos acecha en el fondo, del abismo.
    Entre todos estamos construyendo un Alminar de Melilla, muy distinto al que yo había imaginado en un principio. Pero hasta esto es una Ley Física, la de la Mecánica Cuántica: “El observador modifica el hecho observado”.
    Gracias, una vez más, a todos.

  21. Yo sí que me senté muchas veces en esa mesa del refectorio de los Capuchinos de Melilla.Es una mesa histórica que todavía existe.Sobre ella se escribió parte de la historia de Melilla el año 1921.Alli se sentaron las autoridades militares de la ciudad,el Comandante de La Legión Francisco Franco,Millán Astray y muchos más;porque allí se improvisó un puesto de operaciones,pegado al Palomar Militar de la planta superior.Y allí fue,alrededor de esa mesa, donde se acordó, en reunion de generales, no socorrer a los de Arruit.

  22. Por curiosidad donde se encuentra dicha mesa actualmente. ? Saludos

  23. En el antiguo convento de los Capuchinos.

  24. Pingback: Melilla en clave neolítica | El Alminar de Melilla

  25. Hola Imparcial: me interesa mucho esta historia que contaste sobre la mesa en la que se decidio no socorrer a los de Monte Arruit. Por favor, podrias ponerte en contacto conmigo? Mi direccion de correo electronico es: jesus.jcastillo@gmail.com

    gracias

Lo que se ha podado retoña; lo ahuyentado vuelve, lo extinguido se enciende; lo adormecido despierta otra vez. Poco es , pues, podar una sola vez; es necesario podar muchas veces, continuamente, si es posible.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.