La torre herida por el rayo


 

     “La torre herida por el rayo” es el título de una novela  del genial dramaturgo y melillense Fernando Arrabal. La torre herida por el rayo es también el arcano XVI del Tarot. La torre herida por el rayo, o por el bárbaro, es el estado de esta torrecilla, en uno de los dos parque infantiles del Barrio de La Victoria, del que está debajo de los edificios de once plantas del barrio.

     El pináculo de la torre aparece fragmentado. El frío de las últimas noches ha podido acabar con la resistencia del cemento, fracturándolo. Podría también haber sido obra de los bárbaros, a los que últimamente se les atribuye todo, pero esta posibilidad parece desvanecerse, ante  la ausencia de losas rotas o cualquier otra evidencia de golpes.

     Esta construcción tiene un mínimo de 25 años, el pináculo no es macizo sino hueco y la oscilación térmica de las últimos días ha sido demasiado amplia, por lo que la resistencia de los materiales, ya de por sí muy antiguos, parece que ha finiquitado,  resquebrajándose de modo natural. La foto general es de septiembre y no parece que la torre estuviese rota en aquel momento.

     En el mes de septiembre del 2011, hice una entrada acerca del vetusto estado de este parque infantil, así como de los ya inadecuados materiales de las atracciones infantiles, que parecen antediluvianas. Advertir de algo en Melilla,o intentar anticiparse a los acontecimientos,  aunque sea con buena fe y solo con vocación de servicio público, es una actividad tan útil como la de contar los guijarros en una playa. Al final es el tiempo el que impone su inexorable ley.

        Nota: Los romanos eran gente muy supersticiosa, tanto,  que tenían Colegios Oficiales de augures y auspices, que interpretaban cualquier signo, ya fuese natural o no, con tal de anticiparse a cualquier hecho. Según todos los indicios, sobre todo los del Tarot, una torre quebrada no es una buena señal, aunque también es una señal para estar alerta ante próximos acontecimientos negativos y poder superarlos.

    PD: https://elalminardemelilla.com/2011/09/25/parque-infantil-arcaico/

Anuncios

Lo que se ha podado retoña; lo ahuyentado vuelve, lo extinguido se enciende; lo adormecido despierta otra vez. Poco es , pues, podar una sola vez; es necesario podar muchas veces, continuamente, si es posible.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s