La desaparición del Hospital Militar


           El viejo y clásico perfil del Hospital Militar de Melilla está a punto de desaparecer,  aunque como hospital  dejara de funcionar hace ya unos años. Su entrada era un vinculo a la vieja Melilla que desaparece día a día. En poco menos de dos años, un hospital moderno cubrirá las necesidades de los melillenses para todo el siglo XXI. Sin embargo, con la eliminación de esta entrada desaparecerá también una parte de nuestros recuerdos. El Hospital Militar Fidel Pagés fue fundado durante la campaña bélica del año 1909, utilizándose un modelo de pabellones conocidos como Docker y Hospitalier. Por este motivo, muchos melillenses lo seguían llamando Hospital del Docker.

   Generaciones de melillenses y soldados de todas las provincias españolas han pasado por sus dependencias a lo largo de sus cien años de historia. Una historia que está a punto de concluir fisicamente. En estos días, los ingenieros topógrafos estan procediendo a las mediciones necesarias, para proceder a su derribo y explanación. Una entrada completamente distinta, un helipuerto y otras dependencias, sustituirán a esta emblemática entrada, presidida por la Cruz de Malta, en su versión blanca sobre fondo negro, divisa que corresponde a los Hospitalarios.

       Su actual nombre, que esperemos que no desaparezca completamente, corresponde al médico militar Fidel Pagés, muerto en accidente de tráfico en 1923, que ejerciera aquí parte de su carrera y profesión. En cierta época, se le consideró como uno de los precursores de la anestesia epidural, y era una figura muy venerada por el también médico y militar, Ignacio Velázquez Rivera, ex presidente autonómico de Melilla, que también desempeñó parte de su profesión en este hospital.

         Mucha historia de Melilla, mucha vida, mucho dolor, mucha alegría y también mucha pena, quedará en la bruma de la historia y de los recuerdos, cuando esta legendaria puerta desaparezca de la faz de Melilla.

Anuncios

14 Respuestas a “La desaparición del Hospital Militar

  1. ¿ Era la antigua puerta principal la que estaba situada en el lateral ?

  2. Parece que sí, que era esa la primera puerta principal. La actual, ya próxima a demoler, debió ser construida en la década de 1950. La ampliación definitiva debió realizarse tras el fin del Protectorado en 1956. aun así, convivían barracones y edificios de diferentes épocas. Yo hice el servicio militar (1980-1982), justo enfrente, en lo que era el cuartel de la Policía Militar.

  3. Esta sería una buena ocasión para que se concediese la MEDALLA DE ORO DE LA CIUDAD DE MELILLA al Hospital Militar.Por todo lo que han hecho por la población civil sin tener ninguna obligación.Este galardón lo tienen casi todas la Unidades Militares de Melilla.¿Por qué no al Hospital Militar?

  4. Había otra puerta,con fachada a Gral. Astilleros.Ante ella circulaba la vía de tren que en 1921 traía a los heridos desde las posiciones.Era de forja de hierro y tenía un arco lobulado?,rodeado todo de una cerca de forja sobre un murete,al estilo del parque Hernáandez.

  5. El Hospital Militar de Melilla fue escenario de un relato de Enrique Vila-Matas titulado “El hijo del columpio”, escrito en 1981. Al respecto, en la edición de “Melilla Hoy” del 29 de abril del 2007, se publicó un artículo, bajo el título: “Paisajes de Melilla en la literatura”. En el mismo, del que soy autor, se califica el relato citado como “el peor cuento que jamás he leído sobre Melilla”. Para los curiosos queda el dato. Un saludo. FD.

    • El artículo del señor FD. sobre ‘Paisajes de Melilla en la literatura’ es el peor que se ha escrito nunca sobre el tema.

      • Es posible que sea cierto. Sin embargo, yo digo que el cuento del señor Vila-Matas es el “peor que he leído jamás sobre Melilla”. Es decir, forma parte de mi bagaje personal, que quizá no sea suficiente. Sin embargo, si mi artículo es el peor que se ha escrito jamás sobre el tema, eso me convierte en un fenómeno, espero que imbatible por generaciones, y, por tanto, tributario de un don extraordinario que sin duda no merezco. No obstante, si “parakitu” tiene razón, espero que ese “jamás” dure por generaciones, y dentro de miles de años mi artículo sea mostrado como ejemplo -de lo que sea- en burdeles, bares de la peor reputación, colegios populares y -por qué no- en universidades. Quizá alguien, incluso haga el doctorado sobre un texto sin duda fascinante por méritos propios. Gracias, Parakitu.

  6. Esta es otra de las muchas historias que están por hacerse en Melilla, la del Hospital Militar. El Archivo Militar tiene que tener mucho material sobre su historia y los propios fondos del Hospital. Los militares casi nunca tiran nada. Son muy metódicos,

  7. El Hospital Militar jugó un importantísimo papel en la Guerra Civil española.Su Coronel,Saenz Perea,cristiano practicante de su religión,ocultó a muchos inocentes en sus dependencias.Tanto es así,que cuando se procedía a su demolición,dejé varios avisos,por si aparecían restos de personas que habían sido ocultadas para ser salvadas.Está enterrado en la Galería del Carmen,cerca de la fuente.Conocí el testimonio a través de un gran melillense,Don Francisco Sevilla Alpañez.

  8. Estoy deseando leer ese artículo y ese libro. Yo creía que el peor libro escrito nunca en España, era Raza, de Francisco Franco como autor, y por el que recibió el premio Nacional de Literatura

  9. Aqui se pueden ver fotos antiguas del Hospital Militar, entre ellas, la de la puerta en donde estaban las vias del tren:

    http://alcantara.forogratis.es/hospital-militar-de-melilla-t167.html

    saludos

  10. El Dr. Fidel Pagés Miravé descubridor de la anestesia epidural como ha sido reconocido mundialmente. Existen dos premios del ministerio de sanidad y de defensa con su nombre. Su descubrimiento está reflejado en la enciclopedia de medicina. el 4 de junio la real academia de medicina organizó un acto en su honor con la presencia de Esperanza Aguirre.

  11. Pingback: El Hospital Docker —

Lo que se ha podado retoña; lo ahuyentado vuelve, lo extinguido se enciende; lo adormecido despierta otra vez. Poco es , pues, podar una sola vez; es necesario podar muchas veces, continuamente, si es posible.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s