El completo silencio de los corderos


            Las ovejas, el borrego, las cabras son animales muy curiosos y confiados.  Suelen estar en silencio, pero siempre están atentas a todo. Cuando están tranquilas  y protegidas por la cerca, se acercan a mirar. El rebaño y el buen pastor, ese que cuida de todas las ovejas y que en la noche sale a buscar a la que le falta, para que no caiga en manos del lobo. Si algún animal sabe quién es el lobo, esa es la oveja, que también lo distingue de otras maneras. El lobo siempre aúlla, no puede evitar manifestarse como tal. El hombre es un lobo para el hombre, decía Hobbes, y las ovejas nos miran con curiosidad. Ellas no entienden esas filosofías. Si alguno de entre nosotros es lobo, se manifestará, tarde o temprano. Por eso miran ellas con atención, eso sí, siempre protegidas por su cerca. Desde allí ven todo, se dan cuenta de cualquier cosa. ¿Porqué el cordero es de Dios y la cabra del diablo?. Nunca lo he sabido. Acaba el mes de octubre, con cifras impensables. Ya daremos cuenta de ellas.

 

Anuncios

3 Respuestas a “El completo silencio de los corderos

  1. No sé si has visto alguna vez un lobo de cerca. Puedo asegurarte que es una mirada que no se olvida jamás, es impactante. Te mira de cerca, fijamente, retándote, no olvidemos que es un predador. No te puedes fiar de su apariencia. Pero también existe un vínculo muy fuerte entre esta especie y el ser humano, desde la antigüedad. En la novela “La mirada del lobo” narra todo este círculo vital en una lucha por la supervivencia en donde hombre y lobo unen sus destinos. Está muy bien.

  2. Recomiendo un lugar en plena sierra del Torcal en Antequera que visito a menudo y que no decepciona. Es el lobopark. No sólo por el entorno tan maravilloso en plena naturaleza, además allí es posible ver y conocer el mundo de los lobos muy de cerca. Son visitas guiadas, las nocturnas también para oir los aullidos de los lobos. Impresionante.
    Un lugar para relajarse y perderse en la naturaleza.

  3. Interesantes y sugestivas recomendaciones, Cruz de Malta.

Lo que se ha podado retoña; lo ahuyentado vuelve, lo extinguido se enciende; lo adormecido despierta otra vez. Poco es , pues, podar una sola vez; es necesario podar muchas veces, continuamente, si es posible.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s