La única calle bien cuidada


         Esta es la calle Ejército Español y es la única bien cuidada de Melilla, es más, está como deberían estar todas. La asfaltaron y pintaron justo antes de las elecciones. Los contenedores soterrados son baldeados a diário y no despiden mal olor. Todo el mobiliario urbano está en condiciones.  ¿Porqué ?. Pues porque el Gobierno Local la recorre todos los días, o todas las mañanas, camino del desayuno de trabajo que celebran en una cafetería de las inmediaciones. Si se necesita una actuación urgente, es una buena oportunidad  para departir con el Gobierno de Melilla en persona. Cerca está la sede del PP y también el “reinventado Teatro Kursaal” . Es la calle más política de Melilla. Es en la que se decide el destino de los ciudadanos y de las elecciones. En ella está también la sede de Coalición por Melilla, pero seguro que no es por ellos por lo que la tienen tan arreglada.

              Hay quien la llama La Calle de El Pardo y como es algo antiguo el comentario, hay que explicarlo.

       El Generalísimo Franco vivía en El Palacio de El Pardo, que es en donde estaba la sede de La Jefatura del Estado en el anterior Régimen (autoritario que no dictatorial). Franco iba hacia Madrid y volvía a su residencia por la carretera de El Pardo y por ese motivo, esa carretera estaba en perfectas condiciones siempre y la gente del pueblo de El Pardo decía, que era la carretera mejor cuidada de España.

2 comentarios en “La única calle bien cuidada

  1. No había leído esta entrada. Ahora que lo dices es cierto, parece muy cuidada. Nada que ver con otras fotografías de zonas algo más periféricas, sólo algo. La imagen impresiona de una gran ciudad. Tal vez sea por lavarle la cara al “paso diario”.
    Muchas veces la recorrí, muchisimas y atravesaba el pasaje a la izquierda que comunica con la avenida.

  2. Un apunte ajeno a esta entrada. Ya se han llevado las pegatinas del fabricante de la hélice que pusieron al lado del antiguo Correos. Y una de las palas ya esta más baja que la otra. No tenemos verguenza.

Acostúmbrate a sufrir con paciencia las contrariedades, a escuchar en silencio lo que desagrada, a estar sosegado entre los turbulentos y a permanecer tranquilo entre el estrépito del mundo.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .