La Cámara de Comercio de Melilla, sin techo


  

            Afectada por las obras del Kursaal

      No todo el mundo sabe estas cosas, entre otras cosas porque ni se han contando, ni se han querido contar, pero las obras millonarias de la refundación del Teatro Kursaal, afectaron a todos los inmuebles colindantes. El aumento del volumen del edificio en altura, el aumento de la presión de las cargas de los muros sobre las edificaciones vecinas, provocaron grietas y resquebrajamientos en todas esas casas, habitadas por melillenses de renombre. El único de todos los afectados que dio a conocer los hechos fue el senador socialista Julio Bassets, quien además interpuso denuncias contra las obras del Kursaal y presentó las oportunas reclamaciones por los daños en su vivienda. La Consejería de Fomento deberá hacerse cargo de esos daños y deberá vigilar los inmuebles durante los próximos diez años, por si vuelven a reproducirse las grietas.

        La más afectada por las obras del Teatro Kursaal ha sido la Cámara de Comercio, cuya pared hace medianería con la escena del Teatro y es la que soporta una carga mayor. Quedó completamente afectada por el aumento del volumen del nuevo edificio y el techo se resquebrajó y hubo que tirarlo abajo. Es por la parte trasera en donde más se aprecia el aumento de la envergadura del Kursaal, que se ha elevado casi 5 metros sobre su altura anterior. Ahora hay que rehabilitar por completo, prácticamente rehacer toda la Cámara de Comercio, con cargo a la Consejería de Fomento, lo que incrementará, todavía más, el enorme dispendio que ha supuesto “la faraónica obra del Kursaal”, con un coste equivalente al de la Nueva Estación Marítima o a la mitad de la inversión que supondrá el Nuevo y moderno Hospital Universitario de Melilla.

          La Cámara de Comercio de Melilla lleva desplazada de su lugar natural casi dos años, casi desde que se iniciaron las obras del Teatro Kursaal Nacional de todos los Santos y de Fernando Arrabal, y ahora ya sí se puede entonar aquel poema que dice:
¡ Es mi Cámara de Comercio mas solariega que todas, pues por no tener tejado le da el Sol  a todas horas !, con permiso de Quevedo.

         PD: https://elalminardemelilla.com/2011/06/09/%c2%bf-hacia-donde-va-el-gasto-del-kursaal-nacional/

Anuncios

Una respuesta a “La Cámara de Comercio de Melilla, sin techo

  1. Pero por Dios que chapuceros,seguro que la culpa fué del vigilante de obras.Joliiiiiiinnnnn

Lo que se ha podado retoña; lo ahuyentado vuelve, lo extinguido se enciende; lo adormecido despierta otra vez. Poco es , pues, podar una sola vez; es necesario podar muchas veces, continuamente, si es posible.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s