Hemos vuelto a pintar a Franco


          La proximidad del 20 N activa su malévola influencia               

                      Nadie ha estado tan cerca. Nadie la ha mirado a los ojos tantas veces. Nadie ha estado nunca a su altura tanto tiempo. La estatua de Franco sigue expandiendo su influjo malévolo por Melilla, desde la misma puerta de llegada. Todos los días hay alguien allí haciéndose una fotografía, generalmente (siempre hablamos en general de Franco), de modo respetuoso y en actitud de veneración. Incluso El Follonero de la Sexta se atrevió a hablar con ella, pero creo recordar que lo hizo desde abajo.

    Fue pintada por primera vez en 1999, fue la primera estatua de Franco que se pintó en España, luego vendrían otras, unas de rosa, otras de rojo. Nosotros escogimos el malva para esta estatua y darle así un aspecto malvado, como era él. Desde entonces pienso que ejerce un hechizo sobre el que la mira a los ojos. Hoy lo he vuelto a hacer y ahí sigue imperturbable, mirando hacia el Gurugú, hacia el interior de Marruecos, en donde acumuló su insólita gloria y en donde forjó su pétrea alma. Franco nunca mira a Melilla, se puede decir en general, que a Franco Melilla no le importaba nada, Nunca volvió a Melilla tras ser «exaltado a La Jefatura del Estado». Nunca salvó a la ciudad por mucho que lo digan los revisionistas de la historia. Nuna la importó nada, nunca hizo nada por ella.

            Vino sólamente una vez siendo General del Ejército de Marruecos y se dejó fotografiar junto al también General Manuel Romerales, al que tres años despues ordenaría fusilar. Es una estatua muy extraña, mucho más alta que su propia persona. Se le dedicó estando ya muerto, es la única de España no erigida en vida. Tampoco fue inaugurada, nadie se atrevió a hacerlo. Ahí permanece, vigilante, amenazadora. Los franquistas dicen que porqué le damos tanta importancia a una estatua y eso mismo me pregunto yo: ¿ Qué tiene para ellos esa estatua que la mantienen a capa y espada ?. ¿Porqué no pueden vivir sin ella y sin su recuerdo ?.

   PD: Ya quedan apenas 5 días para que todo vuelva a su lugar natural. La derecha en el Gobierno, como debe ser. Los patronos velando por los intereses del obrero. La derecha capitalista trabajando por socializar la riqueza y Franco solo en el recuerdo, como un objeto más del pasado. Y nuestra prensa ha sido neutral en todo este proceso.

18 comentarios en “Hemos vuelto a pintar a Franco

  1. Realmente lo que hagan o digan los de derechas de toda la vida no me afecta ni física, ni intelectual, ni sentilmentalmente hablando…. Pero cada vez que los que se autoproclaman de izquierdas hablan pues que casi siempre les suelo dispensar mi atención a sabiendas que el «pasmo» lo tengo asegurado…
    En estas mismas páginas se «glosa» la gestión del bueno de Gonzalo Hernández (primer y último alcalde socialista…) pero mi pregunta es: ¿Dónde estuvo la izquierda oficial durante su responsabilidades de gobierno que no tuvo PANTALONES de quitar ese despropósito de Monumento al Gran Dictador?
    ¿Porqué esa misma izquierda (caso aún más grave) mantuvo y mantiene el monumento que machaca la memoria del Café «La Peña» y lo que representó?
    Eso sí de ganar el PSOE la elecciones próximas tendremos un gran conservatorio de música en el antiguo Mercado Central… ¡Por lo menos la frágil memoria estará amenizada con bellos repertorios!
    ¡Así nos va…!

  2. Tienes toda la razón del mundo. El PSOE en 1991 fue bastante cobarde en lo de los símbolos franquistas. También te digo que vista la resistencia numantina a quitarlos cuando empezamos a reclamarlo en 1999, no quiero imaginar qué hubiera pasado si se hubiese llevado a cabo en aquella época.
    Yo mismo, el COCISSFRA (Colectivo Ciudadano para la Supresión de Símbolos Franquistas), nos vimos sometidos a una presión judicial intensísima, en la que la Ciudad Autónoma de Imbroda era la parte denunciante, por haber pintado la estatua de Franco.
    Te recuerdo, que por pintar de malva el infame monumento erigido sobre el derribado Café La Peña, la Fiscalía solicitó para nosotros, en 2001, 1 año y medio de prisión y 18.000€ de fianza. Al final, entre multas y costas judiciales pagamos 1000€.
    Ya que no olvidas, cosa que haces bien, te recuerdo lo beligerante que ha sido la posición del Partido Popular en contra de la Ley de Memoria Histórica (una birria y una decepción mas del gobierno de Zapatero), auqnue también pienso, que lo decepcionante de esa Ley se debe a la brutal presión de los que siguen siendo los herederos del franquismo, el PP.
    Luego te hablo de Gonzalo Hernández.

  3. Nadie ha glosado a Gonzalo Hernández, primer y único alcalde socialista de Melilla. Recogí como noticia su regreso, porque es indudablemente algo noticiable. Los problemas los tendrán aquellos que en sus medios de «comunicación» no recogieron esa noticia, o lo hicieron despues de El Alminar de Melilla.
    Dije únicamente, que no sería malo, que la Piscina Municipal llevase su nombre, pues se inauguró durante su mandato. Nada más. Hay precedentes porque al pabellón de Deportes Ciudad de Melilla, se le cambió el nombre por el de alguien (deportista de mérito), pero que ni vive, ni trabaja en nuestra ciudad, pero que eso sí, es el hermano del Presidente ejerciente.
    Dije y digo, que a Gonzalo Hernández le pidió la dimisión hasta su propio partido, el PSOE. Sin embargo, aquello que le costó la inhabilitación, fue un caso, el de la encuesta de Demoscopia, cuyo costo ó supuesto daño al erario público, no alcanzó siquiera, el valor del último copón de vino de
    autoagasajo (17850€), con el que el Presidente ejerciente, se felicitó a sí mismo por haber sido designado de nuevo, como candidato a la Presidencia de Melilla.

  4. Yo no soy franquista (Jesús, hasta ahí podiamos llegar), pero verdaderamente, no le doy importancia a una estatua, ni a dos ni a tres.Esque ni me fijo, y si la quitan o la ponen tanto más me dá.Creo que pintarlas es cosa de «gamberros», aunque reconozco que me ha hecho mucha gracia el foto montaje que has hecho.

  5. Pues verá, D. Ángel, creo que su envidiable edad le otorga cierta deferencia de trato. Franco fue un dictador. Yo he sido el portavoz para la retirada de los monumentos franquistas en Melilla. Hemos tenido éxitos y fracasos, pero lucho por la retirada absoluta de la simbología franquista de las calles de Melilla. En aquella entrevista, califiqué a Doña Carme Chacón, como una valiente Ministra de Defensa y por supuesto, apoyé la retirada de la estatua.

  6. querido amigo,
    quisiera dejarte un dato de poco, o ningun interés. Se trata de la estatua de franquito y su autoría.
    Durante marzo de 1977 hasta marzo de 1978, servidor hacía su servicio en Melilla. Un grupo de soldados españoles, con origen civil la ciudad de Madrid y destinados en la Plaza, nos juntamos y a escondidas, alquilamos una especie de lavadero en un barrio humilde- como lo es toda la periferia del fortín- Uno de nosotros, estaba destinado de «machaca», asistente de un Comandante de la Legión, jefe de la Policia Militar, destinado en la Comandancia Militar.
    El soldado, licenciado en Bellas Artes, ayudó al militar en la realización de los bocetos, en la ideación y en los dibujos de la estatua, que el militar presentó al concurso, organizado por el Ayuntamiento de Melilla. He visto esos dibujos en nuestro pisito desde el principio de la idea, (yo soy arquitecto y me interesaban los dibujos) y son los que hicieron posible el molde. (caminando, un detalle de los piecesitos, detalles de la mano, medio cuerpo, -¡lo que le faltaba!, etc.
    Precisamente por la relacion cercana de este soldado con el Comandante, se nos perdonó el castigo que nos había caido al grupo, (eramos seis o siete muchachos) de dejarnos sin mes de vacaciones, porque no se permitía alquilar pisos a los soldados, y un brigada de la legión, que era vecino, nos denunció a la Policia Militar.La denuncia debió ser en agosto del 77, y ya el soldado tenía los primeros dibujos. No puedo recordar los nombres, ni del soldado ni del Comandante, que era una especie de terror para nosotros.
    Yo estuve destinado en la Comandancia de Obras, en la misma calle que la Comandancia Militar
    Un saludo cariñoso, y enhorabuena por el blog.

    Nota: La parte en cursiva es una redacción de El Alminar, sobre el texto original.

  7. Gracias Isidoro. Es un valioso y más que interesante testimonio. Confío plenamente en lo que dices, pero…¿puedes probar lo que afirmas?. Según sucedían aquí las cosas no me cabe duda alguna, pero son personas perfectamente identificables.. y por tanto, de crear problemas. Prueba a rehacer tu historia, si lo estimas así y veremos un modo de publicarlo sin que nadie se sienta ofendido. La dejo guardada. Me alegro mucho de que te guste el blog.
    Hospitalario

  8. Magnifica entrada que desconocía, y sin embargo me alegra mucho descubrir.
    Le doy toda la razón al primer comentarista ( yo no olvido). Que oportunidad se perdió en la ciudad durante el anterior mandato. Cuantas cosas podrían haberse eliminado definitivamente. Un giro de 180 grados
    en la ciudad y la definitiva desaparición de algunos símbolos.

    Hospitalario, respecto a tu comentario anterior sobre el pabellón de deportes, te diré que deportistas de mérito en la ciudad habrá, pero tengo clarísimo, no hay quién me lo discuta,que ese pabellón no merece el nombre actual.

  9. Estoy en un dilema, Isidoro. Me gusta tu historia, pero son apellidos de sobra conocidos. No quiero abrir viejas guerras ni herir susceptibilidades de personas cuyas familias están aquí. Si me autorizas, puedo «limar» algunas referencias, para que entendiéndose todo, nadie puede sentirse agraviado. Yo hice el servicio militar en 1980 en la Policía Militar y sé perfectamente de quién hablas.

  10. querido amigo,
    Nuevamente, Isidoro. Y para hablar de la generalísima estatua del comandante paseante. Que ya he visto , que tenéis otra en el cuartel del tercio, – curiosa denominación esta del tercio para un cuartel, que son las cuatro partes de un todo- Por cierto, ¿como vá la cabra?.
    He pasado bastante rato buscando lo que he podido por internet, a ver si ampliaba noticias. Y yo, que salí de la mili necesitando de un siquiatra mas que otra cosa, me sigo sorprendiendo del rastro que deja la mili en la gente. Todo lo que he ido abriendo, ha sido para asomarme o montarme en el tren de la bruja. Desde enlaces de Yo estuve en Rgulares 2, Viva España, hasta páginas llamando de nuevo a la sublevación y a las armas. Enfín, nada en claro.O todo igual de claro que siempre. Pero, he ido a por la foto de la pandilla, he dado con ella, y ha salido el nombre del escultor nada mas verle. Igual que un mago saca un conejo de una chistera, pongo por caso. El soldado escultor se llamaba Alfonso. Y además, se pueden rastrear sus datos porque, me he enterado, -hoy- que existe un Centro de Historia y Cultura del Ministerio de Defensa en la Guarnicion de Melilla, que se llama Archivo Intermedio Militar (lo de intermedio me inquieta) y que está, para colmo, en la Comandancia de Obras, donde estuvo de cabo, sirviendo a la Patria, un servidor.
    Pero amigo mío, imposible imaginar Melilla sin él. Es como Venecia sin tí, de Domenico Modugno. No creo posible sacar de su pedestal a franquito, imposible. Ni volviendo Romerales. Imposible. Qué ejercicio de ingenio mas sorprendente el de hacerlo aparecer, inocentemente, como un militar de escalafón. Qué sutileza. Qué licencia poética. Sólo me atrevo a proponerte un cambio de uso en la tipología característica del monumento. Ponerle un monumental mohón en su peana, o convocar a una meada colectiva sobre el pedestal de cuando en cuando.
    Servidor, encantado de ayudarte con esta noticia- no contrastada -sobre la historia no revelada del escultor del caudillo, comandante varias veces, francisco franco. Úsala como mejor consideres, quizás, de ninguna manera, porque no se puede probar. Lo mejor que podría suceder es que retiraran las dos estatuas, pero si no las retiran, podríais pedir que os lleven las que han ido quitanto, a trancas y barrancas de todas partes. Así lo tendríais colocado de todas las posturas.

    Un saludo muy cariñoso.

    Ya tienes mi correo, y puedes usarlo cuando quieras. Un abrazo.Y hasta pronto

  11. Gracias amigo Isidoro. Se nota que está animado y que la vuelta virtual a Melilla te hace aflorar recuerdos a borbotones. Me alegro de que el vehículo de esa pasión sea este blog, de pretensiones siempre modestas. Usaré tu información sobre la estatua «generalísima» de la mejor manera posible. la verdad es que lo merece.

  12. La estatua de Franco de La Legión ya no está en el Tercio. Fue retirada y ahora está en un Museo privado de Gaselec, la compañía distribuidora de energía eléctrica. Es una sorpresa y un dato interesante, que tu compañero de servicio militar ayudara o fuera coautor anónimo de la estatua de Franco, aunque para la historia quede solo un nombre como autor. Eran cosas de la época y de Melilla.

  13. También es usual, entre los artistas, tener ayudantes. Leonardo tenía decenas y por supuesto que firmaba él las obras. Los mejores artistas conocidos, de cualquier campo (pintores, escultores, imagineros), tenían tal cantidad de pedidos, que les hubiese sido imposible antenderlos sin sus ayudantes. Aun hoy sigue siendo así.

  14. querido amigo,
    He notado un cierto meneito en el espiritu de la estatua. Un cierto acomodo a la peana. Debido probablemente, a la tranquilidad que le produce la reflexion de tu comentario. Que es una llamada al sentido común, que valoro porque servidor, tambien ejerce de eso.Y no sé si es porque cada vez soy mas estatua o por lo otro.
    Pero ni mi aparicion en el blog viene a subvertir el equilibrio entre las fuerzas vivas de la ciudad, ni es una revelación ni una contribución a la historia reciente de este pais.
    Es una conversación jocosa sobre un individuo que lo mejor que le puede pasar es que lo sigáis vistiendo de mona de carnaval. Ni siquiera la figura del Comandante de la Policia Militar, me interesaba. Me divierte el conjunto de la historia pequeña, la falsedad de las cosas solemnes. Mi amigo Alfonso, no era su ayudante como artista, era el artista desde el primer boceto, aún sin forma, y era su asistente, su ayudante, su doncello de Comandancia General. Igual que el otro Alfonso (recordé el nombre del escultor porque eran dos alfonsos en el grupo de seis) estaba de ordenanza -era un chaval alto y guapeton- del mismisimo Comandante General de la Plaza, de cuyo nombre, no sabes como me gustaría acordarme, (sentimentalmente) y que desde , a los pocos años desde que «me licencié» empecé a verle, de tarde en tarde, por la calle Rios Rosas, y esta parte de Chamberí. Porque vive por aquí. Aún le veo, viejecito y con su bastón, un señor al que respeto y miro con simpatía o con ternura mejor dicho.
    Pero servidor, sabe lo que es trabajar con artistas, y sabe de ayudantes. Y reconoce a un artista y ……….del que no lo es. Servidor es casi artista y es su oficio compartir y discutir sobre ideas, sacar adelante proyectos. …………………………. Y además, casi me mete en el calabozo porque me pilló durmiendo en una guardia (En la Comandancia de Obras, podíamos dormir los cabos en las guardias. Eramos pocos soldados, y hacíamos guardias cada tres noches), que me metió un susto que parecía la noche del 17 de julio justo en la acera de enfrente, y que me dejó deprimido, entristecido, con mas miedo que verguenza….¡te voy a meter un paquete que te vas a enterar, niñato…! Hasta que al dia siguiente, aún acojonao, me llamó el capitan de la Comandancia de Obras, y me dijo que no me preocupase.
    Bueno, lo he pasado bien visitando Melilla nuevamente. El recuerdo endulza la memoria, y a veces lo inventa. ¡cuanto se ha escrito sobre eso! He sacado anoche el cuento de Juan Marsé, «Teniente Bravo». Es delicioso. No te lo pierdas. No debe ser dificil dar con él. (Por cierto,una penúltima cosa:en abril de mi mili de 1977, compré «Si te dicen que caí» Acababa de salir. Y lo leía en mi despacho (como lo oyes, un despacho y una mesa para hacer planos). Era una libreria que estaba en la calle principal, -«Avenida Rey Juan Carlos» , en el 77 no se llamaba así, creo) a lado de una pastelería donde me iba a merendar. Leí nada menos que Cien años de soledad,a los Goytisolos, el teatro de Lorca, dos o tres tomos de la historia de españa de alianza editorial, tuve unos amigos estupendos, (me pilló allí las primeras elecciones) ,fumé lo que nunca había fumado (en sentido estricto de la expresion) y fumé mucho, y yo creo que era feliz, como termina diciendo Serrat a propósito de su pueblo de verano. Melilla fué uno de mis pueblos de verano, y lo que te quería decir, que un abrazo enorme, porque sacar un blog como el tuyo, eso sí que es de artista.

    saludos cariñosos. Isidoro

    Nota: Las cursivas son de El Alminar, los puntos suspensivos también.

  15. Muchas gracias isidoro. Me satisface que mi blog te guste y te haya hecho evocar tantos recuerdos. Te escribiré al mail e intentaré proporcionarte todos esos nombres e imágenes que buscas. El Archivo militar intermedio, antigua Comandancia de Obras, es un lugar apacible y en donde proporcionan cualquier información de la que dispogan. Debes, si puedes y quieres, volver a Melilla. El ejército ha cambiado mucho aquí. Yo también conocí a todos esos nombres y hombres de los que hablas. Mi reemplazo fue el 79/5º

  16. En Madrid teníamos, hasta tiempos cercanos , una estatua caudillada . A caballo. En pose ortodoxa, convincente, muy digno.Detenido un instante eterno. Absolutamente un clásico .La manita del caballero, levantada como a medias. El caballo, la manita levantada también. Una simetría soberbia. No parecía jaca de rejoneo. Ni él, que llevara rejón de muerte a la vista. Se quitó después de treinta años. Duró casi otra dictadura.
    Estaba al lado de mi casa, en unos jardincitos enclenques y sin ningún prestigio -los jardincitos- en un lugar irrelevante que él desde luego no merecía. Porque acreditó valor para mejor sitio. Y para más.
    Siento no tener foto del grupo escultórico. Era un grupo unipersonal. Estaba formado por foso protector , pedestal de granito de la sierra de Madrid, con relieves neutros , sólo su Victor, -naturalmente-, pero sin afloramiento en la piedra de ninguna clase de figurita que distrayera a nadie. Y sin mas nada. Un peana sobria como el hambre y el frio. Ni angeles ni santos ni apóstoles ni mas perrito que le ladre. Luego el caballo. Y encima,el caballero. Me parece que en las manos llevaba una cosa enrollada, él, el mas enrollado de todos. (un momento, A caballo. Me levanto, busco entre los infinitos estantes a Silvio Rodriguez, y pongo la canción «A caballo». ¡vá por el responsable del Blog, y las multas que pudieron ser condenas de mayor precio!!). Total, que ahí estaba un poco como de medio lado, en un ensanche de una calle de direccion equivocada, porque la calle Rios Rosas, en ese punto, es sobre todo un viario de tráfico muy intenso hacia el oeste de Madrid, y la acera donde estaba, no es otra cosa que el remate de un extraordinario edificio de la República: Los Nuevos Ministerios. Y eso nunca había quedado bien, porque ese no era sitio.Hombre, por favor. Y por Dios y por España. Además, alejado por una barrera inexistente: el foso. El foso tuvo, en vida de la estatua, ya muerto el estatuado, unas barandillitas mínimas , de barritas, hasta una altura normal. Y ya luego, la barandillita siguió , pero le sobrepusieron por delante una verja de dos metros y medio, o tres , probablemente sobre prototipo de catálogo aprobado por el Ayuntamiento de Madrid. Como de la estatua no se quería hacer nadie responsable, el foso no se limpiaba nunca. Y aquello era una cochambre. En esto siempre han tenido razón los franquistitas , que aquello era una pena. Era mas que una pena, aquello era tela marinera .
    Y en estas, llegó Magdalena y una noche se inventó que iban a arreglar la acera y se llevó el conjunto. Que sin suelo para el caballo, debió ser complicado mantenerlo erguido durante la mudanza. A lo mejor, lo dejaron caer en la cubeta del camión de transporte, como un cadáver mas, y así se lo llevaron. Luego, se tapó el agujero, que era mas hondo de lo que parecía y alcanzaba a varias generaciones atrás, y allí quedó la calva. Cómo se le echa de menos
    La estatua está por ahí. Ni idea. Con lo que está cayendo, yo creo que puede volver en cuanto se estabilice la prima. Magdalena era ministra de unas oficinas que están justo detrás de donde pusieron ese adorno, y que se llama Ministerio de Medio Ambiente de España, que aún gusta oirlo, aunque uno sea rojo. Qué ignorantes son los fachas,¿no? . Bueno, pues que se la llevaron. Aquí en Madrid, se la llevaron tambien de noche, se la llevaron con unas cintas que parecía mi hermana la chica cuando empezaba andar y le ponían unas bragas con unas cuerdas. Pero no tengo foto de la estatua de Madrid. El Monumento Franquísimo . Para jartibles, internet lo permite encontrar. Lo que si me acuerdo es del pedestal, que estuvo una temporada, desorientado, perplejo, tan hecho ya a lo que tenía encima. Como cualquiera de nosotros por otra parte.
    Un ecuestre al itálico modo. Eso era. Como se hacía desde Donatello, y desde Leonardo, de quien algo se ha oido hablar recientemente en ésta su página amiga -y no eran ruidos de sables sino de letras-.Un prototipo, mas que consolidado en la historia, de la escultura de Caballero Condotiero . Los renacimientos y los barrocos, y luego los del XIX, y luego, él. Para completar toda la serie de caballistas bronceados. Y cagados por palomas. Yo mandaba a las mias. Por allí pasaban todas las de mi azotea. Pero a ninguna le agradecí bastante sus cagadas como a Casipea, la paloma de la W, muy ventosona ella como su apellido, muy de ponerlo todo hecho una pena. Nada mas apropiado. Pero qué oportunidad perdida , no obstante, para dotar al caballo de sus señas de identidad mas frágiles. Porque así como el de Esparteros, que está en Logroño, los tiene como todo el mundo sabe, y servidor ha visto, agín de grande, el caballo de fanquísimo, los tenía que parecían los de una cabra. Y que cada cual imagine de donde se tomó el modelo testiculado.
    Un saludo, amigo. Sigue pendiente un brindis.

  17. Vengo del Super. He ido al Dia que está debajo de mi casa. Por los alrededores hay varios super, un mercado y tiendecillas sueltas; de chinos y de no chinos. De chinos, mas. Montón de bares. Una compra de subsistencia para la trinchera en la que llevo unos días metido. Y en estas, he ido a coger un bote de aceitunas negras, y de repente, ¿sabe el público jartible de este Blog de quién me he acordado?. (qué cosas tienes , primo, preguntar una pamplina así) Pues me he acordado de las pelotas de la cabra. Negras, chicas, prietas. Unos atributos, ¿verdad? como los del caballo del caballero, y los del caballero, mismamente, como ya quedamos ayer.
    Hay que darse cuenta lo que son las cosas éstas de las asociaciones de ideas. Digo yo. Mientras sean ideas, vale . Estamos bordeando un tiempo en el que por ideas, iban los españoles al hoyo. Algunos , muchísimos, no han aparecido.
    Total, que iba con mi carro y mis avíos para el gazpacho, y las aceitunitas negras para constelar al revés la ensalada, y me viene un calambre a la cabeza y me pongo a cantar mudo, una de las dos Españas ha de helarte el corazón. Lo que lastimado y melancólico sigue advirtiendo Paco Ibañez desde el Olimpia de París , lo que también, mas eufórico , en tono mas festivo, decía Serrat desde un poquito antes, desde el verano del 69, número fantástico, que no llega a ser primo, pues es divisible por 3 y por 13. Y por la Unidad de España. Lo que cuadró Don Antonio en uno de sus poemas de Campos de Castilla. Don Antonio. Que Dios te valga, españolito.Estaba escrito en 1912. El mismo año, mira tú por donde, que amaneció paquito en melilla para empezar al año siguiente en su primer empleo con los regulares. Un siglo ya.
    Con lo del corazón helado,- que de algo me suena a mí eso- y con las ideas asociadas, -que dicho así parece la razón social de alguna empresa de un «nuevo emprendedor» , como se lleva un tiempo tratando de que nos hagamos todos ) me he ido a por los congelaos, pero no son buenos en Dia, dice Kiko que dice la gente. Que mejor en la Sirena. Una franquicia (ahora los comercios son esa cosa de franquicia, que por cierto, vaya nombre mas francado, dios de mi vida). La Sirena, una tienda que también es de mi calle, como el Gran Poder, que también es de mi calle, ¿no verdá Pali?. Una tienda de congelados de capital catalán.
    Total, que iba a hablar de algún dictador estrafalario, lo tengo listo, pero-pero, que ya me tengo que í. Voy a haserme un arreglito pal almuerzo y a juí, que dijo la guadia siví. Hay que vé como se le echa a uno er tiempo ensima.Como queríamos demostrar en el párrafo anterior de Don Antonio.
    Salud

Acostúmbrate a sufrir con paciencia las contrariedades, a escuchar en silencio lo que desagrada, a estar sosegado entre los turbulentos y a permanecer tranquilo entre el estrépito del mundo.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.