La trinidad pagana del cementerio de Melilla


 

                         Cultos populares en el cementerio

                           Cada viernes el cementerio de Melilla se llena de gente que recorre en una ruta no escrita, parte de sus tumbas. Son casi siempre las mismas, con ligeras variaciones. Existen verdaderas profesionales del cementerio y las más expertas, son casi siempre las mujeres, inician su recorrido a las cinco de la tarde.

                 A veces las historias se mezclan, en otros casos, los cultos más secretos no se revelan y se mantienen entre los iniciados, así como los ritos con los que se invoca la protección. Como rito general se depositan flores,  también se toca la tumba y siempre está presente el agua. El cuenco o tarro  de agua es indispensable en todo este ritual.

                Antes de la llegada de los dioses únicos, todos los demas dioses y santos protectores de las personas, convivían en paz. Es verdad también que ni el cristianismo ni el Islam acabaron con estos cultos, más bien se superpusieron sobre ellos y asumieron como propios estos cultos preexistentes.   Existe todavía una sutil frontera entre el monoteísmo y los cultos paganos que no ha podido ser borrada.

                       El campo de las ánimas                

                 El campo de las ánimas está a la entrada del cementerio, en el denominado patio histórico, justo a la derecha. Es el más importante de todos los cultos y existe verdadera devoción, temor y reverencia hacia ellas.

                 Se visita tanto al entrar como al salir y sólo son invocadas en casos muy necesarios, bajo la estricta observación de cumplir con la promesa que se ofrezca y que no puede ser olvidada bajo ninguna circunstancia. Las ánimas siempre cumplen con lo que se les solicita.

                 Justo al lado de “Las Ánimas” se encuentra la tumba de Maria Cossimini, la pintora italiana, en la que se originó la devoción al “Cristo de Limpias”. Todavía pueden apreciarse las marcas en donde estaba enclavada la hornacina que contenía el afamado busto, que luego pasó a la iglesia de San Agustín, para desaparecer definitivamente en 1989.      

                 El Cristo de Limpias tiene fama de “poderoso”, de cuidar mucho de las personas que lo protegen y veneran. Su uso está muy extendido, es rara la casa de Melilla en dónde no existe una reproducción del busto. Su culto público se mantuvo vigente en Melilla a lo largo de 60 años. 

                  La trinidad pagana

         El acceso a esta Trinidad pagana lo abre la sepultura de Emilia Magdalena, quien debió ser muy devota del Cristo de Limpias, pues en la hornacina  se pueden contar hasta tres reproducciones del busto, así como otras figuras que la gente va depositando sobre ella.

         Emilia Magdalena marca el primer vértice de este singular triángulo, siendo otro de los vértices “El soldado de los Milagros”, al que se llega en línea recta. Curiosamente, una de las tumbas más visitadas es del soldado Benito, al que en su momento La Santa madre Iglesia negó la sepultura en sagrado, lo que refuerza el carácter pagano de este tipo de culto.

        Tanto esta zona del cementerio, como la anterior, a la que separa sólo un muro, es conocida por albergar en ella gran cantidad de cuerpos incorruptos, lo que en sus tiempos otorgaba fama de santidad.

         El triángulo, símbolo pagano, figura mágica para los pitagóricos y pieza clave del ritual masónico, lo completa el curandero Antonio Moreno Cervilla, que se sitúa a la derecha del Soldado de los Milagros y siempre en línea recta.

         Esta es una tumba visitadísima, muy efectiva a decir de las gentes que lo visitan y cuyo rito se completa bebiendo agua en la noche del viernes en que se haya solicitado el favor. 

                Otros recorridos

          Hay más recorridos, otras sepulturas visitadas, pero cuyo culto se mantiene más discretamente. Hay otro nuevo culto, se rumorea, pero cuyo nombre no transciende, quizá por temor a que la excesiva atención lo desvirtúe.

         Justo debajo del Ángel de África, se extienden dos grandes fosas comunes de los caídos de Monte Arruit y de soldados y militares anónimos, caídos en 1921 y años posteriores. Allí la gente deposita imágenes y exvotos. Muchas quedan ahí de modo permanente, otras se recogen a la semana siguiente, cuando se supone que la figura ha recibido la energía solicitada. Sería pues una manera pagana de bendecir una imagen sagrada.

        Hay historias casi olvidadas, cada década tiene su propio culto, su propio ritual. Tres han sobrevivido al paso del tiempo.

            Hay también  una tumba de un concejal asesinado por los falangistas en 1936, que tenía por todo símbolo el triángulo masónico y que ya ha sido sustituido por la cruz. Hay muchas historias en el cementerio de Melilla. Estas son solo unas pocas.

Anuncios

5 Respuestas a “La trinidad pagana del cementerio de Melilla

  1. Enhorabuena. Como siempre independiente y amigo de la verdad, de la memoria y de la historia. Un saludo.

  2. Hola, busco más información sobre Antonio Moreno. ¿Qué se sabe de su vida?

  3. Buscaremos datos sobre la vida de Antonio Moreno Cervilla, el curandero. Desde aquí invito a todo el que sepa algo, a que lo comparta con nosotros.

  4. Con todos mis respetos, no sabeis informacion sobre los difuntos que nombrais anteriormente y simplemente por la posicion de las tumbas decis que estan en ritos paganos??????por cierto a benito(soldado desconocido) se le nego la sepultura en suelo sagrado porque dijeron que fue suicidio y en aquella epoca el “castigo” de la iglesia era no darles el descanso eterno en suelo sagrado,eso no refuerza un tipo de culto de caracter pagano,!por favor!!!!!!muchas gracias,un saludo

    • Pagano no es ningún término peyorativo. Se trata de cultos populares al margen del rito eclesiástico. Esta forma de culto se asemeja a las divinidades populares anteriores a la llegada del cristianismo o de otras religiones monoteístas, osea, paganas. El culto al “soldado de los milagros” es un ritual popular que mezcla ritos de tipo eclesiástico, con otros que nada tienen que ver con “los cultos” admitidos por La Iglesia. En el artículo que reproduzco (del año 2007), figura una entrevista con el entonces Vicario de Melilla. En el cementerio melillnse hay otros muchos cultos y rituales de tipo popular. Los tres mencionados en el artículo son los de mayor notoriedad. Pero está claro que no son cultos ni admitidos por La Iglesia ni homologables en ningun sentido a los ritos católicos de los santos admitidos por La Santa Madre Iglesia. Son otra cosa, por supuesto igualmente respetable.

Lo que se ha podado retoña; lo ahuyentado vuelve, lo extinguido se enciende; lo adormecido despierta otra vez. Poco es , pues, podar una sola vez; es necesario podar muchas veces, continuamente, si es posible.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.