Melilla, pescaderías en la calle


      

             La ciudad real, la otra melilla, se abre paso ante  los ojos de los ciudadanos, día a día. Todos vemos lo que nadie refleja. Todos sufrimos una ciudad que no está en los folletos. El Mercado Cental languidece, se deshace, cada día cierran más y más puestos legales, que pagan sus contribiciones, sus impuestos, que mantienen a familias melillenses. Las causas y las explicaciones puende  ser varias.    El caso es que en la calle, a escaso 20 metros del Mercado, a 50 metros de la oficina de la Policia Local del Rastro, se pueden comprar gambas y cañaillas  en la calle García Cabrelles, justo al lado de un Supermercado.

           Esto es una zona turística. En ninguna ciudad de España, en ninguna ciudad de Europa, y de la mayor parte del Mundo, se puede comprar pesacado en la calle. Para ver algo semejante hay que ver los reportajes de TV2  y ver los mercados de Senegal, Tanzania, Kenia o de las zonas más depauperadas del Planeta.

           Y esto sucede en las misma narices del Mercado Central, que si uno sube hacia la Plaza del General Martínez Campos, entonces lo que se ve allí son auténticas pescaderías en el suelo. Ocurre que el trayecto más largo que hacen los miembros del Gobierno de Melilla, es el recorrido que media entre el Palacio de La Asamblea y una céntrica cafetería, en donde se reunen todas las mañana. La imagen es más parecida a la película de Berlanga: «La escopeta Nacional», que a cualquier otra cosa.

               Pescados de corte, lenguados, jureles, sardinas, rape, boquerones. todo se vende en el suelo. EL olor de la zona, en donde allí mismo se corta y limpia el pescado, inunda las pituitarias en el mes de marzo. Cuando entre el calor a partir del mes de mayo, lo que se dejará sentír en las inmediaciones será sencillamente el asco. La higiene no existe. la insalubridad es máxima. Esta es la gestión que tenemos en Melilla, la real. La otra no se la cree nadie, sencillamente porque no existe. El resto es propaganda, pero viven de ella y para ella. En eso son magos, la manejan como nadie.

14 comentarios en “Melilla, pescaderías en la calle

  1. Ese pescado que venden en las Calles del Rastro sale diariamente por la puerta de salida de los camiones del Mercado Central, antes de ponerlos a la venta el pescado queda escondido debajo de los coches, en los portales, jardines…..
    No sería más fácil que existiera un control en la puerta de atrás del Mercado ? en vez de tener a un puñado de Locales pateando el rastro en un «tonto» juego del gato y el ratón…. que por cierto siempre gana el «gato2… Saludos

  2. Pero eso no es lo peor… En la ciudad existe un comercio que se dedica a vender moluscos depurados con su certificación, pues bien, habrá algún que otro restaurador de la ciudad que mezclará esos productos limpios con otros de cubos ambulantes… Así si tiene inspección no pasa nada porque enseña todo junto, lo bueno y lo malo….y tu vas y te comes lo mismo, lo bueno y lo malo… Eso si, siempre pagaras como si todo fuese de lo bueno lo mejor…. Vaya Ciudad…

  3. Yo estuve en Sanidad desde el 2003 al 2007, no podéis imaginar lo que pude pelear contra esto, llegué a tener los santos… de irme con mi cámara de fotos y la furgoneta del Mercado haciendo fotos a diestro y siniestro por todo el rastro y calles adyacentes, porque el Excmo Consejero de seguridad Ciudadana de entonces, para ( innombrable ) me desmentía delante de cualquier compañero diciendo que era mentira, que el mandaba a la policia local y que no habían puestos así en la calle. Bien, pues no solo tengo fotos y le pude dar más de una vez en los morros con ella, sino que encima donde había una caja de pescado, al lado había otra caja vendiendo pan. ¡ Esto es lo que hay ! señores….

  4. La policia Local tiene como atribución génerica el cumplimiento de las ordenanzas de la Ciudad Autónoma así como la venta ambulante.Si en Melilla hay más de 204 agentes bases más mando y Melila tiene los Km que tiene algo falla.

  5. Algo falla, pero no son los agentes de la Policía Local. Ellos no tienen culpa de los Jefes que les están tocando. Del anterior, cuanto menos se diga de él, mejor, como insinua Lely y del actual, pues decir que no era el adecuado para ese cargo. Puede ser buen persona, pero «la seguridad ciudadana no era, ni es, ni su mundo ni su formación».
    Yo pienso que en los puestos de un Gobierno debe buscarse la eficacia, no la recompensa por motivos personales.

  6. Estoy de acuerdo, de aquí mi más sincero reconocimiento a esos policias, ya sean del cuerpo de seguridad que sean los cuales velan por nuestra seguridad día a día.

Acostúmbrate a sufrir con paciencia las contrariedades, a escuchar en silencio lo que desagrada, a estar sosegado entre los turbulentos y a permanecer tranquilo entre el estrépito del mundo.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.